La NASA recupera a Kepler tras un fallo técnico

Telescoipio Kepler

El telescopio espacial Kepler de la NASA, el gran buscador de planetas fuera del Sistema Solar, está "en vías de recuperación" después de que los responsables de la misión detectaran un fallo técnico la semana pasada.

Según ha explicado la NASA a 'Space.com', el pasado 28 de julio se detectaron problemas en el fotometro del observatorio mientras se hacía una rutinaria sesión de contacto con el aparato. Esta herramienta, una de las cámaras responsables de la búsqueda de mundos, se apagó de manera misteriosa.

Aunque el equipo posteriormente la encendió y parece que ahora funciona sin problemas --la agencia espacial apunta que el 1 de agosto se reanudaron las operaciones científicas "autónomas"-- los expertos se preguntan ahora por qué este aparato se apagó sin previo aviso.

"Confirmamos que las operaciones se han reanudado, pero el equipo está investigando la causa del apagón. Mientras, la nave espacial está funcionando normalmente", ha explicado el director de la misión Charlie Sobeck.

Kepler lleva casi siete años en el espacio, desde su lanzamiento en 2009. Desde entonces su tarea ha sido determinar cómo son de comunes en la Vía Láctea los planetas similares a la Tierra. El telescopio no ha parado de detectar mundos alienígenas observando las pequeñas disminuciones de brillo que causan al cruzar las caras de sus estrellas anfitrionas.

La NASA recuerda que en mayo de 2013 pensaron que esta exitosa misión había acabado, cuando una de sus cuatro ruedas de reacción --que orientan al aparato-- falló, quitando al telescopio su capacidad superprecisa para observar. Sin embargo, los controladores encontraron la manera de estabilizar el observatorio utilizando la presión de la luz solar y las ruedas restantes y en mayo de 2014, Kepler se embarcó en una nueva misión llamada K2.

Hasta la fecha, Kepler ha descubierto más de 2.300 exoplanetas, un 70 por ciento de todos los mundos conocidos fuera del Sistema Sola. A estos hay que sumarles varios miles de otros 'candidatos' que se encuentran a la espera del análisis en la Tierra para ser considerados mundos.