La NASA descubre misteriosas marcas rojas sobre la superficie de la luna de Saturno Tetis

La Luna de Saturno Tetis.

Como si el terreno hubiera sufrido la 'agresión' de un grafitero.

La NASA ha hallado sobre la superficie de Tetis, una de las lunas de Saturno, unas misteriosas manchas rojas de forma alargada, como si el terreno hubiera sufrido la 'agresión' de un grafitero. Las líneas forman un arco que para los científicos es "inexplicable".

 

El hallazgo se ha realizado gracias a las imágenes obtenidas por la nave Cassini, combinando filtros espectrales claros, verdes, infrarrojos y ultravioleta. Según los expertos, las fotografías muestran unos arcos rojos de líneas estrechas y curvadas en la superficie de la luna, y se encuentran entre las características de color más inusuales en las lunas de este planeta.

 

Algunos de los arcos de color rojo se puede ver débilmente en las observaciones realizadas anteriormente en la misión Cassini, que ha estado en órbita a Saturno desde 2004. Pero las imágenes en color para esta observación, de abril de 2015, son las primeras en mostrar grandes zonas del norte de Tetis con esta anomalía vista con claridad. 

 

Esto se debe también a que, a medida que el sistema de Saturno se traslada a su hemisferio norte como consecuencia de su verano, las latitudes más al norte están mejor iluminado. "Por eso los arcos están claramente visibles por primera vez", ha apuntado el responsable de la misión, Paul Schenk. 

 

UN MISTERIO

 

El origen de las características y su color rojizo es un misterio para los científicos de Cassini. Las posibilidades que se estudian incluyen que sean impurezas químicas entre el hielo que cubre la luna, o el resultado de la desgasificación del interior de Tetis. También podrían estar asociadas a otras características, como fracturas geológicas.

 

"Los arcos rojos deben ser geológicamente jóvenes porque se oponen a las características de los sucesos más antiguos, como los cráteres de impacto, pero no sabemos su edad concreta", ha apuntado otro de los científicos, Paul Helfenstein.

 

Por el momento, los investigadores están a la espera, ya que, si la mancha es sólo una chapa delgada de color en el suelo helado, su exposición al ambiente espacial en la superficie de Tetis podría borrarlas en escalas de tiempo relativamente cortas.