La multinacional Olam convertirá a la fábrica palentina Seda Solubles en "plataforma europea" para su negocio de café

Clemente ultima los detalles de la compra con directivos de Olam.
El viernes cerrará la compra de la compañía, acogida a la ley concursal, con un desembolso global de 38,1 millones de euros


VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

La multinacional asiática Olam convertirá a las factorías de Seda Solubles en Palencia y Villamuriel de Cerrato en "plataforma europea" para su negocio de café, tal y como ha anunciado hoy su representante en España, Víctor Casas, tras reunirse con la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, con la que ha ultimado los "flecos" antes de cerrar este próximo viernes la compra de la mercantil palentina por un montante global de 38,1 millones de euros.

Después de que hace un año la actividad fabril de Seda Solubles quedara paralizada e incluso viera cómo se cortaba su suministro eléctrico por falta de recursos económicos y de materias primas, lo que la obligó entonces a acogerse a la ley concursal y a someterse al correspondiente proceso de intervención judicial, el acuerdo de compra por parte de Olam, pendiente de firma este viernes, supone "una muy buena noticia", en palabras de Clemente, y garantiza el mantenimiento de buena parte de los 324 empleos actuales repartidos entre ambas factorías.

Las esperanzas de la consejera de Agricultura castellanoleonesa, que hoy se ha reunido en la sede de su departamento, en Valladolid, con el senior vicepresident Soluble Coffee/Singapur, Arun Sharma; el general manager Café Outspan/Vietnam, Shankar Rao, y el citado country manager para España, Víctor Casas, se fundamentan precisamente en la declaración de intenciones de éste último, quien ha destacado que Olam ha puesto sus ojos en Seda Solubles para convertirla en "plataforma" de su negocio de café en toda Europa.

De hecho, Casas, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que la similitud entre Seda Solubles y la fábrica de café recientemente adquirida por Olam en Vietnam, convertida esta última en plataforma de lanzamiento para el mercado asiático, permiten a la multinacional asiática albergar esperanzas de que las dos factorías ubicadas en la provincia palentina se conviertan también en trampolín de su negocio cafetero en toda Europa.

UN ADN MARCADO POR EL CRECIMIENTO

Aunque el representante de Olam en España no ha adelantado si se mantendrá o no a la totalidad de la plantilla, puesto que será preciso acometer un proceso de reestructuración necesario para "garantizar a largo plazo el mantenimiento del empleo", sí ha subrayado que "en el ADN de esta empresa está seguir creciendo con gran rapidez y poner en marcha nuevos proyectos".

Por su parte, la titular de Agricultura, quien ha aconsejado prudencia a la espera de cerrar la operación de compra el viernes, ya que la compradora está supeditada en su país a una serie de requisitos legales, se ha felicitado por la culminación de un largo proceso iniciado hace más de un año en el que, como así ha subrayado, su departamento consiguió el restablecimiento de la actividad de Seda Solubles gracias al fondo de liquidez de 9 millones puesto en marcha, 4,5 de ellos desembolsados por la Junta, a través de una ayuda de salvamento sujeta a la UE, y el resto aportado por distintas entidades bancarias.

Clemente se ha mostrado además convencida de que la multinacional asiática, caracterizada por cerrar toda la cadena de valor de su actividad, desde la materia prima, su transformación y puesta en el mercado del producto final, sabrá trasladar toda su experiencia a Seda Solubles y verá así cumplidas todas sus expectativas de futuro para conseguir a largo plazo no sólo mantener la actual plantilla sino incrementar el número de empleos.

Olam, con 17.000 empleados en 65 países y una facturación de 15.700 millones de dólares, es una compañía global dedicada a la gestión del suministro de materias primas agrícolas e ingredientes alimentarios.

Su negocio se basa en cuatro ejes: materias primas agrícolas, alimentos envasados, fertilizantes y servicios financieros en materias primas.

El grupo Olam cuenta con 11.600 clientes en todo el mundo, entre ellos empresas líderes como Nestlé, Kraft Foods, Lavazza, Mars...etc.

Una de las principales características del negocio de Olam es su implantación en toda la cadena de valor, desde la agricultura, pasando por la logística y transformación, hasta el comercio y distribución de los productos al cliente. Este modelo flexible le permite lograr un crecimiento rápido, competitivo en costes y beneficioso, lo cual le permite conseguir su principal objetivo: la creación de valor.