La mujer valenciana que reclama la paternidad de Joan March se ha sometido este jueves a la prueba de ADN en Madrid

La mujer valenciana que reclama la paternidad del financiero mallorquín Joan March, Ana G., se ha sometido este jueves a las pruebas de ADN en Instituto Toxicológico de Madrid órgano oficial marcado dentro de la demanda de filiación para determinar si es hija o no Joan March, según ha explicado el abogado de la demandante, Fernando Osuna, en declaraciones a Europa Press.
VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)



La demandante se ha sometido a diversas pruebas en las que se le han tomado muestras de ADN que se compararán con las que se recogieron tras la exhumación de los restos de Joan March, el pasado 7 de marzo en el Cementerio de Palma de Mallorca.

El abogado de la mujer demandante ha indicado que los resultados de las pruebas tomadas por el órgano médico judicial "tardarán en conocerse entre dos y cuatro meses, dependiendo del trabajo de los forenses y de la agenda de este órgano dentro de los asuntos judiciales". Una vez se conozcan los resultados de esta prueba "el juez convocará a ambas partes a un juicio oral", ha apuntado el letrado.

Osuna ha destacado que las muestras de ADN son "una prueba determinante" para aclarar si Ana G. es hija o no de Joan March, "pero no es la única porque también se aportarán otras pruebas como documentos, testimonios de testigos, e incluso se analizará el parecido físico". "Todo se valorará por parte del juez para ver si hay condición de hija o no", ha añadido.

El abogado ha apuntado que la pretensión es que el juez determine que "hay una condición de hija de Ana G. en relación a Joan March". Para eso se han aportado pruebas en las que el juez ha visto que "hay indicios suficientes y en su momento acordó la exhumación como un paso dentro del procedimiento" que se lleva a cabo.

La demandante, en el caso de que se reconozca su condición de hija de Joan March, podría reclamar parte de la herencia del financiero. "Por el momento estamos centrados en este juicio y lo que queremos saber es si es hija o no, luego ya se verá si se reclama la herencia porque eso aún no se ha planteado", ha apuntado el letrado.

PARTIDA DE NACIMIENTO CON EL NOMBRE DEL PADRE EN BLANCO

La investigación llevada a cabo para recopilar pruebas que permitieron llevar a cabo la exhumación, se centró en Mallorca, donde se halló la partida de nacimiento de la mujer valenciana en la que figuraba el nombre del padre en blanco. La parte demandante también cuenta con testigos que corroboran su versión, tal y como ha precisado el abogado.

La demandante de filiación es una mujer, que vive actualmente en Valencia, casada y con 68 años, y que cuenta con escasos medios de vida. Se enteró cuando tenía más de 20 años que era adoptada y por respeto a sus padres decidió no investigar su procedencia, según ha detallado el letrado. "No obstante, los rumores y sus dudas la llevaron a intentar encontrar a su padre biológico", aunque, tal y como ha explicado, "no está siendo una tarea fácil porque en este tipo de situaciones juegan un papel muy importante los sentimientos".