La mujer que perdió un ojo el 14N en Barcelona rechaza que se cambien las balas de goma por proyectiles viscoelásticos

Ester Quintana (Archivo)
"Aunque se prohíban las balas de goma, yo las recordaré toda la vida", afirma.


BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La mujer que perdió un ojo durante la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre de 2012 en Barcelona, Ester Quintana, ha celebrado este viernes la supresión de las balas de goma, pero ha rechazado que se sustituyan por proyectiles Foam de espuma viscoelástica.

"Me estremece que se pueda cambiar un proyectil por otro tipo, no creo que sea un cambio positivo", ha afirmado en declaraciones a los periodistas en un intermedio de la comisión de estudio sobre las balas de goma que se cierra este viernes en el Parlament.

Quintana, que ha asistido a la gran mayoría de las sesiones de la comisión, ha asegurado que en la huelga general del 14-N ya se dispararon proyectiles viscoelásticos, y ha argumentado que son igual de lesivos que las balas de goma.

Ha lamentado que el único gran acuerdo de la comisión pase por la erradicación de las balas de goma antes del 30 de abril de 2014, y ha señalado que lo que querría es que se prohibieran desde este mismo viernes.

"Me gustaría que haya más mediación y dialogo, que no se dispare a los ciudadanos, que no haya impunidad y que haya justicia", ha continuado Quintana, que, sin embargo, se ha mostrado satisfecha por que se dejen de utilizar los proyectiles.

Sin embargo, ha recordado que la pérdida de un ojo es irreversible: "Aunque se prohíban las balas de goma, yo las recordaré toda la vida".