La mesa de ovino de Salamanca, una nueva vergüenza

Mesa de Ovino de la Lonja Provincial (Foto: Chema Díez)

Las malas formas y el hecho de no reflejar la realidad por parte de algunos vocales del sector comprador dejan en entredicho la existencia de una mesa que ya ha dejado de ser una referencia sin que la Diputación tome cartas en el asunto.

La Lonja Provincial de Salamanca sigue perdiendo credibilidad a pasos agigantados. Y lo hace por la actitud que muchos vocales tienen en algunas de las mesas de precios con la absoluta permisividad de los responsables de la Diputación, que no realizan ningún movimiento al respecto.

 

La penúltima de las polémicas ha tenido lugar este 21 de septiembre en la mesa de ovino debido a la actitud de algunos de los vocales del sector comprador; en concreto, de Julián Torres (como siempre) y de Adolfo García.

 

El primero de ellos, con una actitud poco profesional y que no se corresponde con la función que se le ha asignado, pretende hacer de la Lonja su cortijo particular para imponer su criterio por encima del de los demás sin nadie que le pare los pies. En esta ocasión, tuvo lugar un nuevo capítulo en la fijación del precio de lechazos y corderos. Con el primero de los casos, demandó una bajada de 0,10 euros cuando el sector demanda una repetición con los mismos y peregrinos argumentos de siempre: "Es que no se vende nada, muy mal todo"... algo a lo que ya se ha acostumbrado la mesa pero que no deja de ser poco profesional.

 

Pero la cosa aún fue peor con el paso de los minutos. En la ronda de cotizaciones de las ovejas de vida y sacrificio, se rozó el esperpento con un vocal que lejos de hacerle un bien a la mesa, la desprestigia y deja por los suelos. Así, en las de sacrificio se fijó una horquilla de entre 15 y 50 euros, pidiendo los ganaderos entre 15 y 60 y los compradores entre 10 y 40 euros, mostrando una vez más su posición interesada.

 

Y después de muchas protestas de Julián Torres, llegó el turno para las ovejas de vida, donde hubo una polémica mayor. La horquilla de precios fijada por el presidente fue de entre 80 y 100 euros con peticiones de los ganaderos de entre 80 y 120 euros de media y de entre 100 y 150 y 150 y 200 euros por arte de los compradores. "Como no nos haces caso, pon lo que quieras; venga, 150 y 200 euros, qué más da". Estas peticiones fueron demandadas por Adolfo García en primer caso y por Julián Torres en el segundo, con el fin de 'reventar' la mesa y olvidar de nuevo los estatutos de la Lonja con el único propósito de salirse con la suya o, simplemente, como una pataleta de niño pequeño.

 

Y es que, posturas de este tipo restan mucho protagonismo a una mesa que pierde poco a poco el norte y que se queda fuera de juego en el conjunto de España, con la absoluta permisividad de la Diputación de Salamanca.

 

LA PATATA SIGUE AL ALZA

 

Por su parte, la mesa de la patata continúa con una tendencia alcista de los precios al aumentar 6 euros por tonelada la variedad de jaerla hasta 148, por loos tres euros en positivo para la red scarlet hasta lios 153 por toneladas, mientras que la agria repitió con 200 euros por tonelada.

Noticias relacionadas

Documentos relacionados