La mesa de ovino de Salamanca... "un cachondeo"

La mesa de ovino... "un cachondeo" (Foto: Chema Díez)

Los ganaderos consideran que la postura de los compradores no es seria por su argumentos y por intentar lograr solo su propio beneficio. Lechazos y corderos repitieron su precio.

 

1.995 CABEZAS EN EL MERCADO

 

(Foto: Chema Díez)

 

El Mercado de Ganado contó con 1.995 cabezas en una jornada donde la apertura de Extremadura ha llevado muchos más animales al recinto en relación a semanas pasadas con motivo de las restricciones por la enfermedad de la 'lengua azul'.

La mesa de ovino de la Lonja Provincial de Salamanca se mantiene al margen de la conciliación y la paz a las que invitan estas fiestas navideñas; al menos eso es lo que ha demostrado en la jornada de este 22 de diciembre, en la que los ganaderos han vuelto a la carga en contra de los compradores por su actitud cada semana. Pero en esta ocasión, la gota ha colmado el vaso...

 

Todo comenzó cuando los compradores comenzaron su análisis de la semana en el que indicadon que el precio del lechazo estaba por debajo de lo que marca la Lonja y que habrá que ver cómo dan salida el producto y cómo pueden venderlo. Fundamentalmente, la discusión se centró en el comprador Gabriel Hernández y Celestino Martín, que salió en defensa de los intereses de los ganaderos.

 

Así las cosas, y tras escuchar las palabras de Hernández, Celestino Martín fue rotundo e indicó que la mesa de ovino de Salamanca es un "cachondeo y una película de ciencia ficción; la semana pasada, que era la clave antes de las Navidades pusisteis pegas para subir y ésta,que si no sabemos cuándo vamos a vender. Ya está bien, hombre. Tampoco entiendo como puede permitirse que haya gente que venga a esta mesa y diga: Cómo si subís un euros los lechazos, yo ya lo tengo todo hecho. Es un cachondeo", reiteró este productor.

 

De hecho, se dirigió tanto al presidente de la mesa, José Martín Méndez como al diputado de Agricultura, Jesús María Ortiz, para recriminarles la actitud de los compradores y que tomaran cartas en el asunto ante los derroteros que estaba tomando la mesa de ovino en los últimos meses. Incluso Martín llegó a pedir 0,50 euros de bajada para los lechazos en señal de protesta aunque rectificó y demandó 0,20 de subida que era lo que consideraba justo.

 

Finalmente, los compradores demandaron entre repetición del valor de los lechazos y bajada de 0,20 euros, con la excepción del 'figurante' de turno, Julián Torres, que se desmarcó con una subida de 0,10 euros, quedando de nuevo en evidencia en la mesa diciendo lo contrario de lo que piensa. Los ganaderos, por su parte, solicitaron una subida de entre 0,15 y 0,30 euros.

 

El presidente de la mesa optó por una repetición que aumentó aún más el nivel de "cachondeo".

 

"EL MERCADO DICE BAJAR 0,03 EUROS CLARAMENTE... PERO NO LO VOY A HACER"

 

Por otro lado, la mesa de vacuno de vida también contó con cierta polémica por las palabras del presidente al finalizar la sesión y declarar: "El mercado pide una bajada clara de 0,03 euros, y lo dice así, pero no lo voy a hacer", espetó cuando solo un vocal de los doce existentes indicó esa tendencia. El resto, demandó, bien repetició o bien subida de 0,03 euros.

 

Un nuevo capítulo más de una mesa que pierde credibilidad a pasos agigantados, como la de ovino ante la inacción de la Diputación de Salamanca.

 

La mesa de vacuno de carne, por su parte, no generó ningún tipo de polémica y repitió por unanimidad los precios de la semana pasada.

 

EL CEREAL, AL ALZA

 

Por otro lado, la mesa de cereales modificó al alza el precio de algunos de los cultivos cotizados; en concreto, aumentó un euro el trigo panificable y el maíz y dos euros el trigo para pienso o la avena, con la repetición de cebada y centeno, además de garbanzo, lenteja y paja.

 

EL IBÉRICO, ESTABLE

 

Por último, la mesa de porcino ibérico abogó por una repetición del cebo, el cebo de campo y la bellota, además de lechones y tostones y se enredó en el precio de los marranos de 30 a 60 kilos, para fijar al final un valor entre 2,15 y 2,50 euros.

 

En el blanco, estabilidad para lechones y tostones y bajada de 0,03 euros para las cerdas.