La Mesa de Ordenación del Territorio fija dos meses para un acuerdo que garantice servicios sin duplicidades

PSOE aboga por ordenar con el empleo y la economía como base y la FRMP garantiza que el proceso no se cerrará sin escuchar a los alcaldes
La Mesa de Ordenación de Territorio constituida este miércoles fija un plazo de dos meses para cerrar un acuerdo de mínimos que tomará como base el documento presentado por la Junta de Castilla y León y que centra la ordenación en la creación de Distritos de Interés Comunitario que garanticen servicios sin duplicidades a los que los municipios se podrán adherir de forma voluntaria

A la primera reunión de la Mesa que se ha desarrollado en un ambiente "muy positivo" asistieron representantes de la Junta de Castilla y León, los tres grupos parlamentarios -PP, PSOE y Grupo Mixto-, los agentes del Diálogo Social --Cecale y UGT sin la presencia de CC.OO-- y seis representantes de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) --tres de diputaciones y tres de ayuntamientos--.

Tras el encuentro, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha explicado el detalle del modelo propuesto por el Gobierno regional, para lo que ha entregado un documento "abierto" como punto de partida para cerrar un acuerdo de mínimos en dos meses.

De Santiago-Juárez ha señalado que los miembros de la mesa coinciden en que la ordenación del territorio debe ser una "prioridad" para la Comunidad, por lo que han abogado por trabajar con "seriedad y rigor" para cerrar en un año un gran pacto político y social en una materia "sensible" sobre la que es imprescindible "debatir, enriquecer y mejorar".

El consejero de la Presidencia ha insistido en que la ordenación de territorio debe abordarse desde sus tres principales avales que son, como ha detallado, el programa electoral del PP, los compromisos del presidente de la Junta en su discurso de Investidura y el Estatuto.

Con estas premisas, De Santiago-Juárez ha explicado que la propuesta del Ejecutivo regional descarta la creación de nuevas estructuras administrativas, al tiempo que se fortalecen los municipios a través de su asociación voluntaria cuya única finalidad es prestar servicios "con calidad y eficiencia" para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos sin duplicidades.

Así, el modelo prevé restar burocracia, al tiempo que apuesta por una "modernización y redefinición" de las diputaciones, cuya existencia, como ha destallado el consejero, está garantizada en base al artículo 47 del Estatuto de Autonomía.

Tras esta primera toma de contacto, la viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ana Redondo, ha destacado que la ordenación del territorio es un asunto de Comunidad, por lo que ha lamentado que se aborde con "24 años de retraso", aunque ha considerado "razonable" que se dé ahora un plazo de dos meses para cerrar un acuerdo de mínimos con el fin de que la ordenación "sea una realidad".

Economía y empleo
Redondo ha insistido en que este trabajo debe tener la economía y el empleo como base, así como la garantía de prestar los servicios básicos como sanidad, educación y servicios sociales. De este modo, la viceportavoz socialista ha valorado que la propuesta de la Junta incluya el principio de voluntariedad y ha abogado por hacer un importante ejercicio de "pedagogía" para explicar el modelo en los municipios, para lo que es "necesario" contar con los alcaldes.

Esta premisa fue respaldada por el presidente de la Federación Regional del Municipios y Provincias (FRMP), Miguel Ángel García Nieto, quien ha garantizado que en el proceso se escuchará la voz de los alcaldes. De este modo, García Nieto ha considerado básico que en el modelo respete la autonomía municipal y el principio de voluntariedad.

El presidente de la FRMP se ha mostrado favorable a redefinir las mancomunidades, ya que, a su juicio, es inviable que un municipio pertenezca a varias de ellas, al tiempo que ha abogado por evitar duplicidades y ha defendido, a la espera del acuerdo, que en los casos en los que los servicios sean prestados por varias administraciones sea la más cercana al municipio la que lo gestione.

Por su parte, el procurador de IU en las Cortes, José María González, ha considerado "válido" el documento presentado por la Junta a pesar de insistir en que su coalición defiende la desaparición de las diputaciones y la toma como punto de partida la comarcalización para la ordenación.

El secretario general de Cecale, Héctor García Áreas, ha destacado que es el momento oportuno para abordar la ordenación y ha considerado un "buen" punto de partida el documento presentado por la Junta, algo que ha respaldado el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, que ha abogado por reflexionar sobre de todas las administraciones.

Modelo propuesto
De Santiago-Juárez ha insistido en que el modelo tiene como objetivo principal dar "fortaleza" al municipio al ser la unidad territorial más cercana al ciudadano, para lo que la Junta defiende su asociación voluntaria.

Para iniciar una línea de trabajo la Junta propone la creación de lo que denominan 'Distritos de Interés Comunitarios' que serán rurales -mediante la asociación de varios municipios- o urbanas -municipios de más de 20.000 habitantes-. Así, según la propuesta los Distritos se asentarán sobre un territorio con continuidad espacial, contarán con una carta de competencias y servicios determinados y uniformes y se garantizará que cada municipio pertenezca a un único distrito.

La puesta en marcha de estos Distritos no supondrá la supresión de municipios aunque, como ha avanzado el portavoz, se tomará como base para su organización los estatutos de las mancomunidades, que deberán ser reordenadas, ya que existen unas 239 en la Comunidad y el 89,7 por ciento de los municipios participan de una forma u otra en esta estructura aunque de forma "desequilibrada y redundante", lo que se prevé solucionar con la creación de esta nueva medida de ordenación que sacará a los municipios más pequeños "de la marginación".