La mediación, más barata y ágil que los tribunales en la solución de conflictos

Firma del acuerdo en la USAL (Foto:F.Rivas)

34 jóvenes se forman en ello a través de la USAL y gracias a la colaboración de la Cámara de Comercio y el Colegio de Abogados

Un total de 34 estudiantes compone la primera promoción de alumnos del título sobre mediación que imparte la Universidad de Salamanca (USAL), en colaboración con la Cámara de Comercio e Industria y el Colegio de Abogados de Salamanca, y que no solo se centra en el ámbito familiar sino que tiene carácter “integral” al contemplar otros ámbitos de actuación como el económico, el empresarial o el social.

 

Para su ejecución, la  vicerrectora de Docencia de la Universidad de Salamanca, Carmen Fernández; el presidente de la Cámara de Comercio en Salamanca, Juan Antonio Martín Mesonero; y el decano del Colegio de Abogados de Salamanca, Fernando Dávila; han firmado el acuerdo que permite ya una formación semipresencial y también un practicum por materias hasta mayo, que será cuando termine el curso.

 

Juan Antonio Martín Mesonero ha incidido en la importancia de la mediación por ser un modelo que permite rapidez en la solución de conflictos y que reduce los costes del proceso. En este sentido, el representante empresarial ha puesto como ejemplo que los trámites judiciales para este tipo de problemas tienen una duración media en Europa de 548 días y un coste de unos 10.500 euros; en cambio, a través de la mediación, se reduce a 88 días y 2.500 euros.

 

Por su parte, el vicedecano de la Facultad de Derecho, Fernando Carbajo, quien ha estado presente en la firma y presentación pública del título, ha destacado que la mediación permite que se mantengan las relaciones entre las partes porque se suelen alcanzar “pactadas” sin “ganadores y vencidos”.

 

En este mismo sentido, el decano del Colegio de Abogados de Salamanca ha lamentado que hasta el momento la mediación sea un recurso “no muy conocido” pero ha mostrado su convencimiento de que se irá incrementando su utilización por las ventajas que aporta, al no entrar en procesos judiciales, que quedarían como una alternativa en el caso de que no se alcanzase una solución en el proceso.

 

Finalmente, Fernando Dávila ha destacado que la mediación, a pesar de estar presente “desde los tiempos de Atapuerca”, cuenta con un nuevo reglamento que ayudará a su utilización. Esta normativa se publicó el pasado mes de diciembre pero los responsables del título “se adelantaron” y empezaron antes para una más pronta formación de los alumnos ya presentes en las aulas de la Universidad de Salamanca.

 

Además, los organizadores del titulo de mediación están preparando otras actuaciones complementarias para sus estudiantes y el público interesado como tres seminarios, que se desarrollarán en la ciudad de Salamanca durante  los próximos meses.