La Marcha Blanca llega a Madrid con un nutrido número de ganaderos abulenses

Un nutrido grupo de ganaderos abulenses está participando hoy en la duodécima y última etapa de la Marcha Blanca, que hoy ya está en Madrid y discurre entre el Puente de los Franceses y la sede del Ministerio de Agricultura, donde esperan ser recibidos por la ministra, Isabel García Tejerina. 

Las reivindicaciones que harán llegar a la Ministra son:

1- Creación de una mesa de negociación en el que se encuentren presenten todos los agentes de la cadena alimentaria en igualdad de condiciones: productores, industria y distribución, y en la que la administración actúe de “árbitro” en todo el proceso de negociación, con el objetivo de alcanzar un acuerdo similar al que han llegado el país vecino, Francia. Exigencia de que se recoja la totalidad de la leche producida en Castilla y León.


2. Exigir la formalización de contratos entre productores e industria que garantizar un precio mínimo de la leche que cubra los costes de producción y permita alcanzar un beneficio neto a las explotaciones ganaderas. Según el informe sobre la evolución de la rentabilidad económica de las explotaciones típicas de vacuno de leche de la Red Nacional de Granjas Típicas (RENGRATI) lo cifra en 0,37 €/litro en Castilla y León, en 0,39 €/L en Galicia y 0,37 €/L en Andalucía.


3. Realizar campañas para difundir, promocionar y promover el consumo de la leche nacional.


4. Exigir el doble etiquetado de los productos ganaderos y agrícolas, que permita conocer la trazabilidad del producto y ver el coste real de producción, identificando con claridad la leche de origen español.


5. Dotar a España de las medidas necesarias para que se convierta y mejore su capacidad exportadora de materia prima y de productos con valor añadido a países emergentes como son los asiáticos, África, China o Sudamérica. Para ello es fundamental trabajar las relaciones contractuales y equilibrar la capacidad negociadora entre las partes, además de ver las oportunidades de negocio internacional.


6. Apoyo de la Administración actuando de oficio para eliminar prácticas demoledoras para el sector, como la venta a pérdidas y la utilización de la leche como producto reclamo por la distribución.


7. Poner en marcha ayudas directas “de minimis” para paliar las dificultades que atraviesa el sector por los bajos precios de sus producciones.


8. Herramientas de regulación de mercados más allá que las herramientas contempladas en el paquete lácteo.


9. Los 10.441.196,83 €, importe de la tasa láctea que los compradores y ganaderos de venta directa que han sobrepasado su cuota en el periodo de tasa láctea 2014/2015 van a tener que hacer frente, han de revertir en el propio sector lácteo. Incremento del precio de intervención, en la línea de la propuesta formulada por varios países de la Unión Europea.