La Mancomunidad Valle del Tiétar pedirá ayuda a la Diputación para depurar sus aguas residuales

Alcaldes de la Mancomunidad Valle del Tiétar

Los municipios que integran la Mancomunidad Valle del Tiétar solicitarán formalmente una entrevista con el presidente de la Diputación de Ávila en busca de ayuda institucional para acometer la depuración de las aguas residuales. Sus alcaldes han coincidido en que la propuesta de la Junta de Castilla y León resulta inasumible para sus intereses, pues hipoteca durante 25 años la tesorería municipal.

El anuncio se produce una reunión informativa mantenida este martes en la Confederación Hidrográfica del Tajo, donde los responsables del órgano de cuenca les han explicado las diferentes alternativas que existen para materializar las obras y cumplir los plazos establecidos en la directiva europea vigente.

 

Junto a Casavieja y Mijares, ambos gobernados por el PSOE, Gavilanes, Lanzahita y Pedro Bernardo son los municipios que conforman la referida Mancomunidad, que entiende que la solución al problema planteado con la depuración de sus aguas residuales es de índole supramunicipal, de ahí que abogue por la intervención de la Diputación.

 

Desde su punto de vista, los gastos de mantenimiento que originará el sistema de depuración propuesto por la Junta, que incluyen, además del coste energético, personal cualificado, no pueden ser asumidos por los ayuntamientos. Por ello, los alcaldes son partidarios de que se estudien y valoren otras opciones, como depuradoras más ecológicas y económicas.

 

Sin embargo, a esta idea se opone la Administración autonómica con el argumento de que se superan los plazos marcados por la Unión Europea. La Junta sostiene que el proyecto que presentan es el que mejor se adapta a las necesidades de los municipios, por lo que no tienen en cuenta otra posibilidad, lo que no comparten los alcaldes.