La lluvia impide al alpinista abulense Carlos Soria acercarse al Dhaulagiri

 

La lluvia ha condicionado la actividad de la ExpediciĂłn BBVA liderada por el veterano alpinista abulense Carlos Soria en Nepal y no le ha permitido acercarse al monte Dhaulagiri, una las cumbres que le restan para completar los catorce 'ochomiles', para ir equipando la ruta y los distintos campos de altura.

Este viernes por la maĂąana, aprovechando un pequeĂąa ventana de buen tiempo, Carlos Soria ha aprovechado para entrenar en uno de los glaciares a los pies de la 'MontaĂąa Blanca' y el sĂĄbado tiene previsto celebrar una 'puja', una ceremonia budista para atraer la buena suerte y la salud de los expedicionarios.

En su diario, Carlos Soria indicĂł que hasta ahora los pronĂłsticos meteorolĂłgicos se van cumpliendo y se ha pasado toda la tarde lloviendo. "Va a seguir asĂ­ los prĂłximos dĂ­as, lo que hace que de momento no hayamos podido iniciar el equipamiento de la montaĂąa. Mi intenciĂłn es comenzar a hacerlo cuanto antes, asĂ­ que estoy muy atento al cielo y a las previsiones, aunque ahora toca ser paciente", comentĂł.

Soria dijo que han podido llegar a una zona de morrenas desde la que se divisa muy bien la parte final del ascenso al 'Dhaula'. "AllĂ­ hemos podido comprobar que, pese a que la parte inicial del ascenso a la montaĂąa estĂĄ bastante pelada, las zonas mĂĄs altas tienen mucha nieve. Es lĂłgico que lo que aquĂ­ abajo, a unos 4.700 metros, estĂĄ siendo lluvia, por allĂ­ arriba estĂŠ siendo nieve. De momento, todo dentro de lo lĂłgico para esta ĂŠpoca del aĂąo", confesĂł.

Durante la tarde de lluvia el montaĂąero ha aprovechado para organizar todo su material. "El campo base estĂĄ prĂĄcticamente instalado, asĂ­ que ya casi estamos haciendo la vida que se puede considerar "normal" en un lugar como este. Se nota cĂłmo segĂşn pasan los dĂ­as va haciendo un poco mĂĄs de frĂ­o, por lo que espero que en no mucho tiempo deje de llover, y podamos empezar a subir a los primeros campos de altura. De eso es de lo que tengo realmente mĂĄs ganas", manifestĂł.