La lluvia dio una tregua a la Procesión de La Estrella

Ver album

La primera 'levantá' de Nuestro Padre Jesús Redentor ante Caifás a la salida de Las Gordillas fue dedicada a la memoria de las víctimas del terrorismo en Bruselas, las estudiantes fallecidas en el accidente de autobús y la niña fallecida tras un accidente de tráfico.

La lluvia dio un respiro este Martes Santo y la Procesión de La Estrella pudo salir de la Iglesia de Santa María de Jesús 'Las Gordillas' en torno a las 16.20 horas.

 

Un desfile procesional organizado por la Hermandad de Nazarenos Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella, ataviados con túnica y capucho blanco y cinturón de esparto ancho, que han portado los pasos de Nuestro Padre Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella en un recorrido que les ha llevado por la Calle Cristo de la Luz, C/ San Joaquín, C/ San Juan de la Cruz, C/ Las Madres, C/ Padre Silverio, C/ Duque de Alba, C/ Don Ferreol Hernández, Plaza de Italia, C/ Los Leales, C/ San Segundo, Plaza de Santa Teresa, Plaza del Ejército, para volver por las calles San Juan de la Cruz, San Joaquín, Cristo de la Cruz y de nuevo, en torno a las 20 horas, a Las Gordillas.

 

La salida de la iglesia tras la Cruz de Guía, enriquecida con orfebrería, por la puerta norte, con los cofrades sacando los pasos de rodillas y la subida de las escaleras es ya una de las imágenes típicas de la Semana Santa abulense que volvió a repetirse en medio de una gran expectación.

 

En esta ocasión el capataz realizó una especial dedicatoria en la primera 'levantá' del Cristo a la memoria de las víctimas del terrorismo en Bruselas, las estudiantes fallecidas en el accidente de autobús y la niña fallecida tras un accidente de tráfico.

 

El 'Cascabel de Ávila' cantó su tradicional saeta frente al paso de Nuestro Padre Jesús Redentor ante Caifás, que estrenaba túnica. No era la única novedad pues Nuestra Señora de la Estrella también se había engalanado para la ocasión con saya nueva.

 

Cientos de abulenses aprovecharon la tregua meteorológica para acompañar a la Hermandad de La Estrella en su desfile procesional, especialmente a la salida de Las Gordillas.