La lluvia desluce el desfile de la Fiesta Nacional presidido por los Reyes

Fotos: Europa Press
Ver album

De las 59 aeronaves programadas, sólo han participado 23: 16 'cazas' Eurofighter y 7 C-101 de la Patrulla Águila.

Los Reyes Felipe y Letizia han presidido este miércoles un desfile militar con motivo del Día de la Fiesta Nacional del 12 de octubre muy deslucido por la lluvia que ha estado cayendo, en ocasiones bastante fuerte, durante toda la mañana en Madrid.

 

Por este motivo, el Ministerio de Defensa se ha visto obligado a modificar el programa previsto y reducir el número de aeronaves que han participado. De las 59 aeronaves programadas, los espectadores del desfile sólo han podido ver 'cazas' Eurofighter y F-18, así como la Patrulla Águila, que ha dibujado los colores de la bandera de España en el cielo nublado de la capital, por lo que los siete aviones C-101 que la conforman han tenido que volar un poco más bajo de lo normal.

 

El Ministerio de Defensa lleva años organizando un desfile bastante austero. De hecho, el de este año cuesta hasta un 80 por ciento menos que el de 2011. Pero en esta ocasión, la lluvia ha impedido a los aviones del desfile aéreo lucirse todo lo que tenían planeado y los aviones de transporte y los helicópteros se han quedado en tierra.

 

PARAGUAS COMPARTIDOS

 

Esa lluvia constante que ha estado cayendo en Madrid toda la mañana ha deslucido, por tanto, el desfile y ha provocado que los paraguas hayan sido los protagonistas entre el público y los asistentes a las tribunas de invitados. De hecho, se ha visto a muchos políticos compartiendo paraguas e incluso a algunos, como el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con chubasquero.

 

El mal tiempo ha hecho que, después de la parada militar, la Casa del Rey haya publicado un comentario de su cuenta oficial de Twitter agradeciendo "a las miles de personas que, pese a la lluvia, han presenciado en Madrid el desfile conmemorativo de la Fiesta Nacional".

 

Don Felipe y Doña Letizia han llegado sobre las once de la mañana a la plaza de Cánovas del Castillo, conocida como plaza de Neptuno, donde han sido recibidos por el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, así como por otras autoridades civiles y militares.

 

Don Felipe iba ataviado con el uniforme de gala de capitán general del Ejército de Tierra, mientras que Doña Letizia vestía un vestido en colores blanco crudo y negro. Sus hijas llevaban sendos abrigos -la Princesa Leonor de color azul marino y la Infanta Sofía de color rojo- y paraguas transparentes. Las hijas de los Reyes han estado en todo momento muy atentas al desfile, intercambiando comentarios entre ellas y con su madre.

 

SIN JEFE DE LA OPOSICIÓN

 

A la llegada de la Familia Real se ha escuchado el himno nacional y una batería de la Guardia Real ha rendido honores al monarca, que ha pasado revista a la tropa. A continuación, los Reyes se han dirigido a la tribuna de autoridades, donde han saludado a los presidentes de Congreso y Senado, a los ministros del Gobierno y a los presidentes de las comunidades autónomas que han acudido al desfile.

 

Este año no han asistido los presidentes de las de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia y Comunidad Valenciana. Junto a los dirigentes regionales se ha sentado el asturiano Javier Fernández, que también preside la Comisión Gestora del PSOE, por lo que el lugar que siempre se reserva para el líder de la oposición ha sido ocupado en esta ocasión por el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando.

 

A su lado estaba el portavoz socialista, Antonio Hernando, y a continuación se ha situado el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Una vez que los Reyes se han situado en su lugar en la tribuna de autoridades junto a los miembros del Gobierno, se ha procedido al izado y homenaje a la bandera nacional.

 

Seguidamente ha tenido lugar el homenaje a los que dieron su vida por España, en el que el Rey ha sido el encargado de colocar la corona de laurel en el monumento a los caídos. Al finalizar el homenaje a los caídos, y justo después de las salvas de honor, los espectadores han podido ver la primera pasada de los siete aviones de la Patrulla Águila dibujando la bandera de España en el cielo, tras lo cual ha dado comienzo el desfile aéreo.

Noticias relacionadas