La ley del mercado único pretende crear en España un mercado común como el de la UE

Para la CEOE, las distintas normativas de las CC.AA. son obstáculos "sin sentido" que suponen un impacto económico "tremendo"


MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La ley para la regulación del mercado único en España tendrá el mismo objetivo que persigue el mercado único europeo, "que es reconstruir el mercado nacional y eliminar las barreras al comercio de bienes y servicios en todo el territorio".

Así lo ha explicado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, durante la presentación de los resultados de la XI fase del proyecto 'Línea Abierta', que se he celebrado este jueves en Madrid. Según ha indicado, la idea es que exista una licencia "única" en toda España para que las empresas puedan comerciar en todas las comunidades autónomas "sin problemas".

García-Legaz ha dejado entrever que la nueva normativa podría entrar en vigor durante el próximo año, aunque ha aseverado que la decisión última le corresponde al Gobierno.

Para el secretario general de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), José María Lacasa, este es un proyecto de ley "de máximo interés" para las empresas. La organización ha asegurado que ya ha trasladado al Ejecutivo los "problemas" que ha detectado sobre la "ruptura" de la unidad de mercado en España.

"Las comunidades autónomas con sus normativas están imponiendo obstáculos sin sentido al comercio que tienen un impacto económico tremendo", ha subrayado Lacasa, quien ha puesto como ejemplo los carteles de prohibido fumar que pueden verse en las distintas regiones, "que contienen características distintas en función del territorio".

El secretario general de la CEOE ha abogado por "acabar con todo esto, porque supone una contradicción profunda que se luche por que el mercado de la UE funcione y en España exista una maraña legislativa que resta competitividad a las empresas".

LA TAREA DE LOS EMBAJADORES "BENEFICIARÁ A LAS EMPRESAS"

Por otra parte, el secretario de Estado de Comercio se ha referido al convenio firmado recientemente entre el Ministerio de Economía y Competitividad y el de Asuntos Exteriores para que los embajadores españoles se involucren en la representación económica del país.

Según García-Legaz, el trabajo de los embajadores junto con las oficinas económicas de España en los distintos países inicia el camino hacia un modelo "que beneficia a las empresas, porque las oficinas económicas se van a ver reforzadas por la labor de las embajadas y de los contactos que éstas tienen".