La Ley de Emprendedores crea la figura del emprendedor de responsabilidad limitada y el acuerdo extrajudicial de pagos

La Camara de Comercio de Ávila recuerda que la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización (BOE 28/09/2013) contiene numerosas reformas dirigidas al sector empresarial. La Secretaría General de la Cámara destaca dos importantes novedades desde el punto de vista de la responsabilidad empresarial frente a terceros: La figura del emprendedor de responsabilidad limitada y el acuerdo extrajudicial de pagos previo al concurso de acreedores

Figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL)

Según la Ley 14/2013, el emprendedor persona física, cualquiera que sea su actividad, podrá limitar su responsabilidad por las deudas que traigan causa del ejercicio de su  actividad empresarial o profesional no alcanzando a la vivienda habitual siempre que el valor de ésta no supere los 300.000 euros. La no sujeción de la vivienda habitual a las
resultas del tráfico empresarial o profesional deberá inscribirse en el Registro de la Propiedad, igualmente.


La condición de emprendedor de responsabilidad limitada se adquirirá mediante su inscripción, por acta notarial, en la hoja abierta al mismo en el Registro Mercantil correspondiente a su domicilio. No podrá beneficiarse de la limitación de responsabilidad el deudor que hubiera actuado con fraude o negligencia grave en el cumplimiento
de sus obligaciones con terceros, siempre que así constare acreditado por sentencia firme o en concurso declarado culpable.


Salvo que los acreedores prestaren su consentimiento expresamente, subsistirá la responsabilidad universal del deudor por las deudas contraídas con anterioridad a su inmatriculación en el Registro Mercantil como emprendedor individual de responsabilidad limitada.

 

Entre los requisitos exigidos para sea considerado emprendedor de responsabilidad limitada, éste deberá formular y, en su caso, someter auditoría las cuentas anuales correspondientes su actividad empresarial profesional de conformidad con lo previsto para las sociedades unipersonales de responsabilidad limitada, debiendo, igualmente, depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil.


Caso de no presentarse las cuentas en tiempo y forma se perderá la condición de emprendedor de responsabilidad limitada.


Acuerdo extrajudicial de pagos previo al concurso de acreedores


Se crea la figura del mediador concursal (nueva figura en la Ley Concursal), para gestionar extrajudicialmente y durante un plazo limitado de 3 meses un acuerdo de pago con los acreedores de un deudor y previo a la declaración de concurso de acreedores, pudiendo dicho mediador, llegado el caso, solicitar el mismo la declaración judicial de  concurso y ser nombrado administrador concursal llegado el caso.

 

El empresario persona natural (empresario, profesional o autónomo) o las personas jurídicas con activos líquidos suficientes que se encuentren en situación de insolvencia, o que prevean que no podrán cumplir regularmente con sus obligaciones, podrán iniciar un procedimiento para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores siempre que, aportando el correspondiente balance, justifiquen que su pasivo no supera los cinco millones de euros.


El deudor que pretenda alcanzar con sus acreedores un acuerdo extrajudicial de pago solicitará al Registrador Mercantil o al Notario, según los casos, del domicilio del deudor el nombramiento de un mediador concursal quien se encargará de convocar a los acreedores y proponer un plan de pagos para que sea aceptado por los mismos o al menos por un 60% del pasivo. Dicho plan no podrá superar los 3 años y la quita o condonación de la deuda no podrá ser superior al 25% del importe de cada crédito.


No podrán usar de este procedimiento si alguno de los acreedores de deudor hubiera sido declarado en concurso o quienes hayan sido condenados penalmente por delitos socioeconómicos, falsedad o contra la Hacienda Pública.


Este procedimiento es diferente e incompatible a la solicitud de un deudor hecha al Juzgado para alcanzar un acuerdo de refinanciación de su deuda o para obtener adhesiones a una propuesta de convenio, siendo incompatible.


En este punto se recuerda que la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Ávila pone a su disposición el Servicio de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles para la     demarcación de Ávila con el objetivo de mejorar el acceso a la Justicia, tal y como se desprende de la Directiva Europea 2008/52/CE que establece el marco de la mediación civil y mercantil, y por Ley 5/2012 de 6 de julio (BOE 7 de julio de 2012) en el cual se reconoce expresamente a las Cámaras Oficiales de Comercio e Industria esta función mediadora.