La legislatura que acaba deja un balance positivo para el Ayuntamiento de Ávila

La legislatura que termina deja un balance positivo para el Ayuntamiento de Ávila que, según su responsable económico, "ha permitido dar la vuelta a unos números que en 2011 eran desastrosos". Felix Olmedo ha analizado este lunes la economía municipal de los últimos cuatro años.

La legislatura política 2011-2014, que se cerrará con las elecciones del próximo mes de mayo, ha arrojado unos resultados positivos para la ciudad de Ávila, según ha valorado este lunes el teniente de alcalde de Servicios Económicos, Félix Olmedo, quien ha señalado que la diferencia entre las ejecuciones medias de ingresos (103,22%) y gastos (94,42%) en los últimos cuatro años "ha permitido amortizar gastos y sanear el Ayuntamiento".

 

Los datos ofrecidos por Olmedo apuntan a 2013 como punto de inflexión en la economía municipal, con un remanente de tesorería positivo después de varios años de pérdidas, descenso del endeudamiento financiero y techo de los ingresos por impuestos directos, que ya descendieron en un millón de euros en 2014 y según el responsable de la economía municipal seguirán bajando en 2015 "ya que pagamos menos intereses y menos amortizaciones y la deuda va cayendo".

 

Un dato significativo en el estudio presentado este lunes es el de los pasivos financieros, o préstamos bancarios, que si en 2012 superaron los 10 millones de euros en 2013 fueron de poco más de un millón y en 2014 ya no existieron. También es un síntoma de la salida de la crisis el incremento del gasto en bienes y servicios experimentado durante 2014 y superior al millón de euros, que se prevé que siga aumentando, así como la progresiva reducción, desde 2012, de los gastos financieros.

 

Tras el cierre de una legislatura que ha dejado "los años más virulentos de la crisis", según ha manifestado Félix Olmedo, "llega ahora el tiempo de planificar la bonanza económica".

Documentos relacionados