La justicia da la razón a los dos bomberos de la base de El Pico sancionados por TRAGSA

La justicia ha dado la razón a dos bomberos de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de la base del Puerto El Pico y ha revocado la sanción que les impuso TRAGSA tras la marcha reivindicativa del pasado 15 de octubre en Santiago de Compostela por una supuesta utilización indebida del Equipo de Protección Individual.

La empresa pública TRAGSA decidió sancionar con 5 días sin empleo y sueldo por utilización indebida del EPI a ocho bomberos, dos de ellos de la Base abulense de El Pico, que participaron en la marcha reivindicativa por las calles de Santiago de Compostela convocada por la ATBRIF el pasado 15 de octubre en pro de mejorar las condiciones labores y adquisición de la categoría profesional.

 

Tras realizarse la asamblea general ordinaria de la asociación, se decidió dar todo el apoyo a dichos trabajadores, por lo que se acordó recurrir la sanción por vía judicial, contando con el apoyo económico de la asociación y los servicios jurídicos de distintos sindicatos. En el caso de la provincia de Ávila el asesoramiento vino por parte del sindicato CC.OO.

 

La justicia ha dado la razón el pasado martes a los dos sancionados de la base abulense, los cuales reclamaban la eliminación del proceso sancionador, y el juicio celebrado ha declarado improcedente dicha sanción, por lo que TRAGSA se ve condenada a revocar y dejar sin efecto la misma, viéndose obligada a abonar los salarios dejados de percibir. Además no cabe recurso ante la sentencia.

 

El auto del juez considera que el uso del EPI no estaba fuera del marco laboral, ya que lo que allí se estaba llevando a cabo era una reivindicación de mejora en las condiciones de trabajo.

 

Desde la ATBRIF señalan que "una vez más la empresa TRAGSA se lleva un nuevo varapalo y otra vez más el colectivo BRIF ha demostrado que la solidaridad entre compañeros y la unión son señas de este colectivo, demostrando que la lucha es de todos y que si tocan a uno tocan a todos".

 

Para esta asociación "la idea de amedrentar al colectivo con una sanción múltiple y contundente, no fue más que un nuevo revulsivo para seguir luchando por lo que creemos es nuestro y no sirvió mas que para unir más aun si cabe a todo el personal BRIF que cada día que pasa está más seguro de conseguir sus objetivos".

 

De igual manera indican que TRAGSA "demuestra una vez más el poco carácter dialogante y la poca iniciativa de cara a la resolución de conflictos con este colectivo, que tras 25 años de servicio reivindica unas condiciones dignas".

 

Desde la ATBRIF desean "que esta victoria se haga extensible a los otros seis compañeros que a día de hoy siguen a la espera de la eliminación de su injusta sanción" y aseguran que "es extensible a todos los bomberos forestales de nuestro país que salen a la calle a luchar por lo que es suyo".