La Junta y el Ayuntamiento de Ávila se unen para paliar la situación de las familias en riesgo de desahucio

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y la consejera de Familia de la Junta de Castilla y León, MIlagros Marcos, han firmado este lunes un convenio de colaboración que desarrollará en la capital abulense el Programa Integral de Apoyo a las Familias con Riesgo de Desahucio. Este programa incluye tanto a la familias en situación de riesgo como a aquellas inmersas en un proceso de desahucio

La Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Ávila se han unido para intentar paliar la situación de las familias en riesgo de exclusión social por insolvencia hipotecaria. El consistorio abulense y el Gobierno Regional han firmado este lunes un acuerdo para aplicar en la capital abulense el Programa Integral de Apoyo a las Familias con Riesgo de Desahucio, al que estas familias podrán acceder a través del número de atención 012.

 

Según ha señalado Milagros Marcos, la llamada al 012 pondrá en marcha un protocolo de actuación que asegura la atención y una primera entrevista en un tiempo no superior a una semana, a partir de la cual los profesionales de los Servicios Sociales del Ayuntamiento llevarán a cabo un Plan de Intervención Familiar en función de la situación de los demandantes de ayuda.

 

El convenio firmado agiliza toda la actividad preventiva a través de un personal municipal que, según ha señalado el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, será el encargado de informar, asesorar, apoyar y valorar la situación de las personas que acudan al 012.

 

Tanto García Nieto como Milagros Marcos han informado de que, en el caso de que el proceso de desahucio esté avanzado, serán las administraciones las que entablarán un diálogo directo con las entidades financieras para buscar la dación en pago, reeestructuración de la deuda o la solución que mejor se adpte a la situación de cada familia.

 

Igualmente, en caso de que la situación lleve al desalojo de su vivienda habitual, la familia afectada podrá acceder al parque de viviendas sociales o pisos de realojo municipales por un periodo máximo de 5 años.

 

Además, los Servicios Sociales del Ayuntamiento realizarán un informe sobre la situación de exclusión social en la que podría quedar cada una de las familias afectadas que será trasladado por la Junta de Castilla y León al juez en virtud del convenio que el Gobierno Regional mantiene con el Tribunal Superior de Justicia.

 

El alcalde de Ávila ha apuntado que el consistorio abulense ha dispuesto una serie de medidas adicionales que completan este convenio tales como la concesión de ayudas individuales destinadas al pago del impuesto sobre el incremento del valor de terrenos de naturaleza urbana, conocido como plusvalía, así como una línea de ayudas individuales sobre el IBI, la tasa de basuras o el suministro de agua destinadas a personas con bajo nivel de renta o desempleados.

 

García Nieto ha informado de que a lo largo de 2013 ya han sido atendidas 30 familias abulenses en riesgo de desahucio.