La Junta ve imposible "jurídicamente" mantener los 177 trabajadores del Ecyl

Ha aclarado que no se trata de 300 personas como se ha dicho sino que ahora son 177 los que han finalizado su contrato

La consejera de Política Económica de la Junta de Castilla y León, Begoña Hernández, vez imposible "jurídicamente" y "materialmente" mantener los contratos de los 177 trabajadores del Servicio Público de Empleo (Ecyl) a los que se ha rescindido el contrato por su vinculación a programas y financiación estatal.

Hernández, que ha inaugurado una Jornada sobre la Formación para el Empleo tras la Reforma Laboral que ha organizado en Valladolid Comisiones Obreras, ha matizado que no se tiene que hablar de despidos como dicen los sindicatos sino de "finalización de contratos" cuyo plazo a finalizado.

Asimismo, ha aclarado que no se trata de 300 personas como se ha dicho sino que ahora son 177 los que han finalizado su contrato y ha explicado que se trata de dos colectivos de trabajadores asociados a programas financiados con fondos estatales y que han tenido su vigencia, tal y como se estipulaba en una cláusula de su propio contrato en el que se ligaba éste y su actividad laboral a la existencia de estos programas y fondos.

"No hay una decisión de despido, sino que ante un recorte de fondos y finalización de los programas a nivel estatal, jurídicamente, materialmente, es imposible mantener estos programas porque estaríamos contraviniendo la ley", ha dicho la viceconsejera.

Begoña Hernández ha insistido en que estos programas se extinguen pero ya se trabaja para completar "esas capacidades de personal" en el Ecyl y "en breve" habrá "movimientos" y se podrán cubrir con propio personal interno de la Administración que podrá ocupar plazas vacantes en el Servicio de Empleo.

En cualquier caso, ha aclarado que, ante el mayor pico de desempleo de esta Comunidad, todos los recursos son "absolutamente necesarios" y ha reiterado que hay una "cobertura absoluta" de todas las oficinas, no se va a cerrar ninguna y "se va a atender cualquier necesidad que se plantee", pero al mismo tiempo ha insistido en que la decisión sobre los contratados está tomada y tiene un carácter jurídico.