La Junta se compromete a que se cumpla el ERE de Nissan de 2010 y no haya ningún despido

El propio vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, se comprometió en la tarde de ayer con el Comité de Empresa de Nissan a mantener una reunión con la dirección de la empresa y explicarles que desde la Administración Regional “no van a admitir ningún despido”. A cambio éstos retiran la convocatoria de huelga del próximo miércoles. Por su parte, la dirección de Nissan esta mañana ha retirado los despidos de "encima de la mesa".

Nueva concentración de trabajadores y familiares a las puertas de la fábrica de Nissan en Ávila, donde además los representantes del Comité de Empresa han informado de las conclusiones de las reuniones mantenidas en la tarde de ayer con la Junta de Castilla y León, y esta mañana con la dirección de Nissan.

 

En la reunión de ayer con la Administración Regional, y depués de bastantes “tira y afloja”, el propio vicepresidente de la Junta, Tomás Villanueva, se comprometió a reunirse con la dirección de Nissan para explicarles que no admitirán ningún despido y que velarán por el cumplimiento del Expediente de Regulación de Empleo de 2010, puesto que fueron ellos quienes le ampararon. Asimismo, mantendrán una reunión con el Ministerio de Industria, donde se desgranarán todas las ayudas que Nissan ha recibido por ambas partes, y el futuro de la factoría en Ávila. Una reunión que en un principio tendrá lugar a lo largo de la semana que viene.

 

Por su lado, el Comité de Empesa de Nissan, a petición de Villanueva, ha decidido desconvocar la huelga prevista para el próximo miércoles. Una huelga, que explicaban ha sido aplazada “pero si el Gobierno Regional no cumple se llevará a efecto”.

 

Durante la reunión que han mantenido esta mañana con la dirección de Nissan, ésta ha desgranado los tres pilares propuestos, el plan de recortes presentado, y ha dedicido retirar los despidos de “encima de la mesa”, eso sí, a través de bajas incentivadas y prosibles traslados. El Comité de Empresa, tras esta propuesta, entiende que “primero tiene que ver cómo funciona ese plan que plantean y las condiciones del mismom y a partir de ahí ver cómo ha funcionado y volver a evaluar la situación”, asimismo, les han insistido en dar una solución a los 17 compañeros que fueron despedidos en 2010 con una vinculación a la planta. Uno de los "puntos calientes" de las negociaciones, cuyos afectados protestaban esta mañanana a las puertas de la planta con la consigna de "No sobra nadie, faltan 17, ni un sólo despido en Ávila".

 

Durante el día de mañana tendrá lugar una reunión del Comité de Empresa para analizar la situación y presentar sus propuestas a la dirección de Nissan con quien se reunirán de nuevo el jueves de la próxima semana.

 

A las espera de que las negociaciones vayan avanzando y se de "un futuro sin despidos a la planta de Ávila", el Comité de Empresa seguirá con las concentraciones y reclamando "sus derechos".