La Junta se compromete a completar la depuración de aguas en los municipios del Tiétar

La Junta de Castilla y León se ha propuesto completar la depuración de aguas en los municipios del Valle del Tiétar durante la actual legislatura, según ha manifestado este miércoles el director general de Carreteras e Infraestructuras, Luis Alberto Solís.

Solís se ha reunido con los alcaldes de los municipios que no disponen aún de depuración, y ha dicho que se trata del "último tren" con que se cuenta para lograr financiación de la Unión Europea, de acuerdo a la directiva que obliga a depurar las aguas residuales, y que data de 1991.

 

El director general de Carreteras e Infraestructuras ha estimado que cada depuradora tiene un coste de unos tres millones de euros, de los que la UE puede facilitar la mitad de la financiación, a la que los ayuntamientos deben contribuir con el 20%.

 

"Sobre los ayuntamientos pesa la espada de Damocles de la posibilidad de recibir denuncias de la Comisaría de Aguas por no depurar las aguas", ha advertido Luis Alberto Solís, quien se ha reunido con los alcaldes de Lanzahíta, Casavieja, Pedro Bernardo, Mijares y Gavilanes.

 

Las partidas presupuestarias para este fin estarán incluidas en los Presupuestos de Castilla y León para 2016, ha señalado Solís.

 

Casavieja, Lanzahíta, Pedro Bernardo, Gavilanes, Mijares y Mombeltrán son las localidades afectadas, en las que "el turismo es una fuente de ingresos importante", ha añadido el director general.