La Junta reitera su rechazo al copago hospitalario, que recurrirá "en próximos días"

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha reiterado el rechazo de la Junta de Castilla y León al copago farmacéutico hospitalario, que recurrirá en lo contencioso-administrativo "en los próximos días".

El consejero ha reiterado su oposición al copago, la petición de anulación de la resolución al Ministerio y el recurso a presentar en el contenciosos administrativo y ha aclarado que "a partir de ahí" se tomarán las decisiones que corresponda ya que, ha defendido, la Junta es un "gobierno serio" que tiene que cumplir las normas "pese a discutirlas".

De manera previa, la procuradora socialista Mercedes Martín ha mostrado su "preocupación" por el mantenimiento de un discurso, el del rechazo al copago, y el contrario. "Esa medida ya no puede ni negociarse, ni acatarse ni aplicarse. Ahora presentan el recurso y lo apoyamos pero no sé si con eso se pretende ganar tiempo, porque a estas alturas sólo queda ponernos incondicionalmente de parte de enfermos", ha defendido.

A su juicio, en el actual escenario las declaraciones "no solucionan el problema de los enfermos", por lo que de nuevo ha pedido que la medida no se aplique. "A estas alturas a los enfermos es lo único que les sirve", ha aseverado Martín, quien ha asegurado que es "una ocurrencia y no una ley" y ha calificado de "inmoral" el hecho de que la ministra del ramo, Ana Mato, no pague de su bolsillo billetes y "pretenda cobrar a enfermos".

El consejero, quien ha pedido "respeto" para la ministra de Sanidad y ha aclarado que no es una "ocurrencia" sino que se ha regulado en una norma con rango de ley, ha sentenciado que se encuentra "de parte de los enfermos" y ha rechazado ponerse "frente a las normas", como ya hizo el Gobierno vasco hasta que el Tribunal Constitucional se pronunció.

"En el Estado de Derecho las normas se recurren pero no cabe la insumisión", ha defendido antes de añadir que se hacen "todos los esfuerzos para no aplicarlo" aunque es "muy poco responsable" pedir el incumplimiento de las normas. "Si no cumplimos esta, por qué cumplir cualquier otra?. ¿Es un razonamiento suficiente en términos políticos?", ha concluido.

De manera previa y en respuesta a una cuestión formulada por el procurador del Grupo Mixto José María González, el consejero se había referido a la necesidad de "garantizar la continuidad de la atención" desde el hospital hasta el domicilio en el caso de pacientes de larga convalecencia y había señalado que se llevarán a cabo experiencias entre hospitales y residencias públicas.

Después de que González defendiera la intención de ahorrar siempre que la atención fuese la misma y apuntara que, en caso contrario, la Junta "haría caja permanentemente con el derecho de los ciudadanos", Sáez Aguado ha precisado que los ciudadanos que utilicen estas plazas lo harán voluntariamente y ha reconocido la existencia de necesidades sanitarias y sociales a la vez.

Tras señalar que, también en ocasiones, no se aplican bien "en ninguno de los dos sistemas", el consejero de Sanidad ha recordado que los profesionales cifran en el 20 por ciento las estancias sanitarias inadecuadas, que responden a cuestiones "organizativas pero también sociales", es decir, que existen pacientes a quienes no se da el alta "porque en casa no pueden hacer bien la convalecencia".