La Junta registra casi 4.000 testamentos vitales desde su puesta en marcha en 2008 hasta el primer semestre de 2012

Desde entonces y hasta el pasado 30 de junio, ya se han interesado por el testamento vital 3.947 ciudadanos
Las mujeres se interesan más que los hombres por el programa regional de instrucciones previas y la edad media de los inscritos se establece en 56 años. El procedimiento preferido por los castellanos y leoneses para formalizar este documento es realizarlo en presencia de testigos.
 
La Junta de Castilla y León puso en marcha el Registro de Instrucciones Previas de la Comunidad, emanado del Decreto 30/2007 de 22 de marzo, durante el mes de enero de 2008. Desde entonces y hasta el pasado 30 de junio, ya se han interesado por el testamento vital 3.947 ciudadanos.
 
El concepto de instrucciones previas es, según recoge el decreto, "la manifestación anticipada de voluntad que, por escrito, hace cualquier persona mayor de edad, capaz y libre, acerca de los cuidados y el tratamiento de su salud o sobre el destino de su cuerpo o de sus órganos una vez llegado el fallecimiento, para que sean tenidas en cuenta por el médico o por el equipo sanitario responsable de su asistencia, en el momento en el que se encuentre en una situación en que las circunstancias que concurren le impidan expresarla por sí mismo".
 
Las personas que se han interesado por la realización de este documento en la Comunidad lo han podido hacer a través de tres procedimientos legalmente previstos para la formalización de su inscripción. De este modo, 476 han cumplimentado el proceso ante notario; 1.796 lo han hecho acompañados de tres testigos; y 1.675 han elegido la opción de realizar su registro ante el personal funcionario de la Consejería de Sanidad designado para ello.
 
Las mujeres han mostrado más interés que los hombres, ya que han sido  2.481 las que han cumplimentado su testamento vital, frente a los 1.466 hombres que han decidido dar este paso. La edad media de los solicitantes es de 56 años.
 
Las instrucciones previas pueden ser en cualquier momento objeto de sustitución o revocación, de acuerdo con los procedimientos establecidos. Asimismo, la persona que hace manifestación de su voluntad puede también designar representantes, incluyendo los datos de estos y la prevalencia entre ellos en el caso de que sean más de uno.
 
Por provincias, el registro de instrucciones previas o testamentos vitales se ha repartido de la siguiente manera: en Ávila, 99; en Burgos, 651; en León, 832; en Palencia, 240; en Salamanca, 419; en Segovia, 165; en Soria, 107; en Valladolid, 1.182; y en Zamora, 252. El total en Castilla y León es de 3.947.