La Junta presenta un requerimiento formal para la retirada del copago hospitalario

Fármacos hospitalarios.

El Gobierno de Castilla y León no considera que esta iniciativa contribuya "a la sostenibilidad" de la sanidad pública y "ni tiene ni debe tener efecto disuasorio".

La Consejería de Sanidad ha presentado un requerimiento previo a la Administración del Estado para que revoque o anule la Resolución de 10 de septiembre de 2013 que regula el copago de medicamentos hospitalarios, por lo que es un primer paso que podría dar lugar a otras posibles acciones en los tribunales, según han informado este lunes fuentes del Gobierno regional.

  

Desde que el Ministerio de Sanidad publicó esta Resolución el Gobierno de Castilla y León ha mostrado su "desacuerdo" con esta medida tanto "por el escaso impacto económico" que supondría como por las características de los fármacos sometidos a este nuevo copago "por ser medicamentos relevantes para tratar enfermedades graves".

  

El Gobierno de Castilla y León no considera que esta iniciativa contribuya "a la sostenibilidad" de la sanidad pública y "ni tiene ni debe tener efecto disuasorio".

  

Además, en los grupos y comisiones técnicas del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, las comunidades autónomas ya habían manifestado su desacuerdo con las características y la aplicación de esta medida.

  

Así, el primer motivo de la impugnación es que no puede considerarse que una resolución administrativa tenga rango suficiente para cambiar las condiciones de financiación de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud.

  

También se considera que la Dirección General de Farmacia "no tiene competencias para actuar en este sentido" y que los criterios técnicos utilizados para la selección de los medicamentos que tienen este tipo de aportación "dan lugar a inequidad en pacientes con el mismo tipo de patología".