La Junta pide tranquilidad por la nacionalización de Caja España-Duero y es optimista ante su futuro con Unicaja

Consejo de Gobierno
El Gobierno no tiene información oficial del proceso y manifiesta su "disgusto" ante la paralización de una integración "bien encauzada"


VALLADOLID, 13 (EUROPA PRESS)

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha pedido tranquilidad a los ciudadanos con cuentas en Caja España-Duero porque el proceso de nacionalización de la entidad ofrece "tranquilidad, garantías y seguridad", al tiempo que se ha mostrado optimista ante el futuro de la integración con Unicaja.

De Santiago-Juárez, tras asegurar que la Junta no tiene información oficial sobre la nacionalización de la entidad castellanoleonesa, ha asegurado que lamenta "profundamente" que rompa el proceso de integración con Unicaja, aunque ha reconocido que la operación se "ha dilatado mucho en el tiempo".

"No sabemos si la ruptura es definitiva o temporal", ha insistido el portavoz, quien ha abogado por esperar a conocer como se resuelven las condiciones de la nacionalización para ver como se resuelve un proceso de integración que, a su juicio, estaba "bien encauzado". "Vamos a mirar con cierto optimismo el futuro, todavía no está perdida la esperanza", ha insistido, tras lo que ha recordado que el ministerio de Economía, Luis de Guindos, ha dejado la "puerta abierta" a un proceso que era el "mejor" para los intereses de la Comunidad.

No obstante, De Santiago-Juárez ha abogado por esperar a la comparecencia del comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, para conocer el plan de futuro de la entidad y analizar como afectará el proceso a los trabajadores y a las oficinas.

Por el momento, como ha señalado el portavoz en referencia a la información transmitida desde Bruselas, Caja España-Duero va a mantener el equipo de dirección actual que, a su juicio, ha "actuado de forma adecuada y ha trabajado por el buen camino", por lo que "no puede ser responsable de todo lo que ha pasado en los últimos años".

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta ha insistido en que "no es bueno mirar atrás", en referencia al proceso impulsado por el Gobierno hace más de cuatro años con el objetivo de integrar a las entidades financieras de la Comunidad. "Para ser feliz es bueno tener una memoria frágil".

Así, ha recordado que aquel modelo planteado por la Junta y respaldado por partidos políticos y organizaciones sindicales "no pudo ser" desde el respeto a la autonomía de las entidades de ahorro, por lo que no es momento de "saldar" responsabilidades, un punto en el que ha recordado que la "responsabilidad" de la Junta acaba en el momento en el que presentó el "mejor proyecto" para sus entidades.

"Queríamos despolitizar estas entidades y presentamos el mejor proyecto posible con rigor y seriedad y además pactado con la oposición, aquí se acababa la responsabilidad de la Junta de Castilla y León", ha concluido.

Por último, el portavoz de la Junta de Castilla y León ha insistido en que se solicitará a las cajas y bancos que operan en la Comunidad que se "comprometan" con la Comunidad. "Se lo pediremos a través del órgano el presidente anunció que se crearía y a través del que invitaría a todas las entidades", ha recordado.

Por último, el portavoz de la Junta ha considerado que en los últimos años ha habido una "mala gestión" en la mayoría de las cajas españolas.