La Junta no dejará caer una empresa “viable y de gran simbología” como Elgorriaga

La Junta ha transmitido su voluntad de apoyar a la empresa y no dejarla caer, en la reunión que ha celebrado este jueves el comité con el director general de Industrias Agrarias.

El sindicato CSI-F, mayoritario en el comité de Elgorriaga, agradece las garantías que la Junta de Castilla y León ofrece para que esta emblemática empresa de Ávila se mantenga, tras la reunión celebrada este jueves entre el comité de empresa y el director general de Industrias Agrarias y Modernización de Explotaciones de la Consejería de Agricultura, Jorge Morro. Una reunión “muy positiva”, según el responsable de empresa privada del sindicato independiente CSI-F, José Antonio Sánchez, que quiere trasladar también un mensaje de “tranquilidad” a los trabajadores.


La Junta ha expresado su voluntad de no dejar caer una empresa “viable y de gran simbología”, y su disposición a desbloquear la ayuda económica retenida para darle liquidez, lo permitirá pagar las nóminas no abonadas, en cuanto se aclare el control de la gestión de la empresa, tras presentar una auditoría forense, ha explicado Sánchez.


CSI-F confía “plenamente en las gestiones que ha promovido la Consejería de Agricultura, a raíz de la realización de una auditoría, que determinará con exactitud si se ha producido alguna irregularidad promovida y realizada por la dirección de la empresa”. Además, valora “el esfuerzo que la Junta va a realizar, para que los trabajadores de Elgorriaga puedan estar relativamente tranquilos sobre su futuro”.


Con el horizonte más despejado, respecto a la continuidad de la emblemática empresa abulense, CSI-F insiste en que “hemos creído en todo momento que la línea de la prudencia era la más correcta, ante la situación que está atravesando la empresa. Es por ello que hemos mantenido la discreción desde el primer momento, cuando la empresa presentó al comité una propuesta e inaplicación del convenio colectivo, a la espera de contar con toda la información necesaria para mantener una propuesta firme, sustentada en criterios y objetivos claros, que pasan por el mantenimiento de los puestos de trabajo y la defensa de los derechos conseguidos de los trabajadores”.


Para CSI-F, “armar más ruido no supone defender mejor a los trabajadores. Nuestro trabajo, intenso y continuado, ha tenido un fin fundamental, procurar la continuidad de Elgorriaga, su productividad y su viabilidad, sin asustar a los proveedores y clientes”.


La Junta, una vez analizada la auditoria que se ha presentado, entiende que hay indicios claros de irregularidades graves en la gestión del préstamo que dio la administración regional,  por lo que lo ha puesto en manos de la Fiscalía, el asunto, para que determine si se deriva alguna consecuencia penal.