La Junta mejora la seguridad vial de la CL-505 con la instalación de pantallas antiventisqueros

Foto: Junta de CyL

La colocación del último tramo de pantallas antiventisqueros se está realizando en las inmediaciones de la localidad de Navalperal de Pinares. Una vez terminada, los trayectos sumarán una longitud total de 1.960 metros, de los cuales 1.160 corresponden a pantallas de madera sobre soporte metálico y los 800 restantes a pantallas vegetales.

El jefe del servicio de Fomento de la Junta de Castilla y León en Ávila, Luis Enrique Ortega Arnáiz, ha visitado las actuaciones de instalación de pantallas antiventisqueros realizadas en la carretera CL-505 que comunica la ciudad de Ávila con la Comunidad Autónoma de Madrid por Las Navas del Marqués.

 

Se trata de una vía con una alta intensidad de tráfico, por encima de los 2.400 vehículos diarios, y expuesta a unas condiciones invernales adversas debido fundamentalmente a la cota a la que se encuentra y la configuración del terreno por el que discurre.

 

El objetivo de la Administración Regional con estas actuaciones es mejorar la seguridad vial de la zona y minimizar la formación de ventisqueros -acumulaciones de nieve arrastrada por el viento- que suponen la prolongación de los trabajos de restablecimiento de la vialidad tras la precipitación, con el consiguiente trastorno tanto para los usuarios de la vía como para los trabajadores adscritos a la campaña de vialidad invernal.

 

La Junta de Castilla y León, para facilitar estos trabajos, ha instalado dos tipos de pantallas; una vegetal, formada por plantaciones de una especie del mismo género que las arizónicas denominada Cupressus Leylandii; y otra mixta, formada por unos perfiles metálicos anclados al terreno a través de una pequeña cimentación de hormigón sobre los que se colocan pantallas de madera parcialmente permeables al viento. En ambos casos se ha pretendido, además del correcto desempeño de la función para la que se han concebido, una integración ambiental en el entorno de la vía.

 

Actualmente se está trabajando en la instalación del último tramo de pantallas en la carretera CL-505, en las inmediaciones de la localidad de Navalperal de Pinares. Una vez finalizada dicha actuación, los tramos de pantallas antiventisqueros en la citada carretera sumarán una longitud total de 1.960 metros, de los cuales 1.160 corresponden a pantallas de madera sobre soporte metálico y los 800 restantes a pantallas vegetales.

 

La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Fomento de Ávila, ha realizado en los últimos años diversas actuaciones para mejorar la seguridad vial durante la época invernal en los tramos de la carretera CL-505 donde más severas son las consecuencias. En el puerto de Navalmoral se instalaron 400 metros de pantallas de madera con un resultado satisfactorio ya contrastado.