La Junta mejora la atención a enfermos de alzhéimer con la continuidad de cuidados entre centros de día y SACYL

Casi el 3 por ciento de la población de Castilla y León sufre esta enfermedad

La Junta de Castilla y León mejorará la continuidad de cuidados de los casi 53.000 enfermos de alzhéimer de la Comunidad gracias al nuevo proceso de comunicación y coordinación establecido entre los centros de día financiados por la Gerencia Regional de Servicios Sociales y gestionados por la Federación Regional de Familiares de Alzheimer, y los centros de salud de SACYL. Se trata de un protocolo puesto en marcha gracias al acuerdo en materia de coordinación sociosanitaria firmado recientemente entre las consejerías de Sanidad y de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Los efectos del alzhéimer en la persona afectada y en su núcleo familiar, en especial cuando la enfermedad se encuentra en fases más avanzadas, hacen que entre los servicios más idóneos para afrontar sus necesidades destaquen las estancias diurnas y las unidades de respiro. A todos los recursos propios de la Administración hay que sumar el apoyo que la Junta de Castilla y León mantiene con las asociaciones de familiares y enfermos, que ha permitido que estas cuenten con 1.435 plazas de estancias diurnas y respiro familiar.

El proceso de comunicación entre ambos sistemas -sanitario y social- se iniciará en el momento en que se produzca el ingreso en un centro de día, dando traslado de esta información al correspondiente centro de salud para que sea incluida en la historia clínica del paciente. Se posibilitará así la transmisión de información médica actualizada, contemplando como relevantes los aspectos referentes al diagnóstico, plan terapéutico y plan de cuidados.

Este acuerdo entre las consejerías de Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades pretende mejorar la atención de las personas que padecen Alzhéimer, redundando igualmente en sus cuidadores y/o familiares, y promoviendo una óptima coordinación entre los profesionales implicados, tanto del sistema sanitario como de servicios sociales, mediante el establecimiento consensuado de procedimientos de intercambio de información mutua.

Así, la Gerencia Regional de Servicios Sociales ha realizado un trabajo conjunto con la Federación Regional de Familiares y Enfermos de Alzheimer y las 28 asociaciones de la Comunidad, que ha permitido crear una red de centros, servicios y programas para estos enfermos, distribuidos por todo el territorio, con un excelente nivel de calidad en la prestación de los servicios y una ayuda inestimable para las familias.

Modelo de atención
Además de los recursos físicos, la Junta de Castilla y León ha diseñado un modelo de atención social desde una perspectiva global y bajo tres prismas: atención a la persona, atención a la familia y sensibilización de la sociedad. Y es que, aunque las necesidades de atención en un primer momento se sitúan en la persona afectada por la enfermedad, no hay que olvidar la incidencia de la situación en el círculo familiar directo y tampoco en el resto de la sociedad.