La Junta licita nueve cuadrillas más y Silván asegura un dispositivo contra incendios similar al de otros años

Un incendio en Castilla y León.

La Junta de Castilla y León está negociando en estos momentos la contratación del personal de extinción y el consejero asegura que el dispositivo de 2014 será similar al de campañas precedentes, con especial atención a julio, agosto y septiembre.

La consejería de Fomento y Medio Ambiente prepara en estas fechas el dispositivo de extinción de incendios para el ya inmimente verano, temporada alta de fuegos en la Comundiad. En este sentido, el consejero Antonio Silván ha asegurado esta misma mañana que el dispositivo será similar al de otros años y que se está negociando su composición para garantizar su operatividad y la protección del medio ambiente.

 

En una reunión con representantes del sector forestal para tratar los Planes de Desarrollo Rural 2014-2020, Silván adelantó que el operativo contra incendios para la campaña 2014, que se presentará en próximas fechas, tendrá "el mismo nivel de aplicación" y la misma dotación de medios técnicos y humanos que en la de 2013. La composición de ese dispositivo está actualmente en negociación, pero parte del hecho, conocido desde el viernes, de que el número de técnicos, conductores, agentes forestales y cuadrillas de helicóptero para las guardias de incendios será el mismo que el año pasado, tal y como se ha dado a conocer en una orden de la consejería.

 

En un acto esta misma mañana, Silván ha insistido en que el operativo "será similar al de años anteriores" y que se está negociando su composición. También ha insistido en que la vigilancia de los incendios forestales se hace los 365 días del año, aunque la planificación de la Junta tiene especialmente en cuenta los meses de julio, agosto y septiembre, los más peligrosos en Castilla y León, al margen de épocas de calor como las que hemos vivido en las últimas semanas.

 

No obstante, el problema se centra ahora en la contratación de las cuadrillas de tierra que extinguen los incendios sobre el terreno. Según los datos disponibles, serán 100 las previstas para este año, pero su contratación está algo retrasada; los últimos anuncios se han hecho este mismo lunes, 19 de mayo con la contratación de nueve nuevas cuadrillas; el anuncio del Bocyl destina dos nuevas cuadrillas para Salamanca, una para Palencia, ters en Burgos y otras tres en Ávila. Pero según el Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León, «con los plazos previstos en el anuncio del pasado 9 de mayo, estas cuadrillas no podrán estar adjudicadas antes del 18 de junio, por lo que es muy complicado que vayan a estar operativas el día 1 de julio».

 

Esto ha hecho sospechas a este colegio profesional que sí se contratará el mismo número de cuadrillas, pero que la totalidad del dispositivo estará disponible por menos tiempo, centrándose en la temporada alta de incendios. Esto podría suponer que cuadrillas que antes estaban contratadas por cinco meses ahora lo estén por tres, lo justo para atender la época de más fuegos, y también que se empezaría con un número menor de efetivos disponibles. «Hasta 2009 muchas de estas cuadrillas trabajaban hasta 11 meses al año en el monte, pero actualmente se contratan solo para los tres meses de verano y los contratos han pasado de plurianuales a anuales», ha lamentado el colegio de ingenieros de montes.

 

Con las últimas contrataciones, ya son 53 las cuadrillas que se han licitado este año, con la siguiente distribución provincial: una cuadrilla en Valladolid, cuatro en Palencia, siete en Ávila, seis en Salamanca , ocho cinco en Burgos, cinco en León, siete en Soria y Zamora y ocho en Segovia.

Noticias relacionadas