La Junta invertirá 12,5 millones en la conservación de las carreteras abulenses hasta 2020

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado este jueves contratos para actuaciones de conservación de carreteras de titularidad autonómica por importe de 12,5 millones de euros a realizar en la provincia de Ávila con un periodo de ejecución hasta el año 2020.

Las actuaciones de conservación de carreteras que acometerá la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en el periodo 2016-2020, cuya contratación por importe de 50,8 millones de euros aprobó este jueves el Consejo de Gobierno, se dirigen en primer lugar a asegurar las condiciones de vialidad y seguridad que corresponden a las características de una carretera autonómica, con especial atención al mantenimiento de los servicios de vialidad invernal

 

En segundo lugar, se dirigen a atender también al mantenimiento y conservación de los elementos de la carretera para garantizar la funcionalidad de cada uno de ellos, teniendo en cuenta la clasificación de cada tramo; y en tercer lugar, llevar a cabo aquellas operaciones para atender emergencias o urgencias detectadas.

 

Los contratos afectaran a 4.600 kilómetros de la red de carreteras autonómicas y tendrán una duración de cuatro años, desde junio de 2016 a junio 2020.

 

En la provincia de Ávila se desarrollarán actuaciones por importe de 12,5 millones; en León las actuaciones de conservación se realizarán en todas las carreteras y tramos autonómicos de la zona oeste -en concreto, todas las carreteras situadas al oeste de la N-630, de Gijón a Sevilla, por importe de 11,9 millones de euros-; en la provincia de Palencia el presupuesto es de 16,1 millones y las de la provincia de Valladolid, por 10,3 millones de euros.

 

La Junta de Castilla y León fija como prioridad las actuaciones de conservación y el mantenimiento del extenso patrimonio viario de Castilla y León, con especial atención a la vialidad invernal. Antes de finalizar el presente año se elaborará un bloque de actuaciones prioritarias que garantice el imprescindible mantenimiento de este patrimonio viario, teniendo como principios rectores la rentabilidad económica y sobre todo social, y el rigor en la selección de actuaciones que den la respuesta a las necesidades más inmediatas de la Red de Carreteras.

 

El Gobierno autonómico persigue el objetivo de que las carreteras de titularidad autonómica desempeñen su función y servicio, dentro de los estándares adecuados, garantizando una conducción cómoda y sobre todo segura para los ciudadanos.