La Junta informa sobre el área funcional estable de Ávila a los 25 municipios que lo conformarán

María José Salgueiro y Francisco José Sánchez, explican lo hablado en la reunión. / Foto: Antonio S. Sánchez

En la reunión, la viceconsejera, María José Salgueiro, y el delegado territorial, Francisco José Sánchez, han comunicado a los alcaldes qué supone entrar a formar parte de este espacio territorial basado en la nueva ordenación del territorio de la administración regional, e instarlos para que aporten sus observaciones y sugerencias al proyecto, destacando la voluntariedad como punto fundamental, tanto en la pertenencia como en el acceso a servicios.

La viceconsejera de Administración y Gobierno del Territorio de la Junta de Castilla y León, María José Salgueiro, y el delegado territorial en Ávila, Francisco José Sánchez Gómez, han mantenido un encuentro con los alcaldes de los 25 municipios que conformarán el área funcional estable de Ávila y su entorno, que afectaría a 64.968 habitantes, para informarles de qué supone esta unión en materia territorial y de servicios compartidos entre ellos.

 

Esta área funcional estable es el primer paso que la administración regional da en la provincia abulense dentro de su proyecto del nuevo modelo de ordenación del territorio, fundamentado en la Ley 7/2013 de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de la Comunidad de Castilla y León aprobada por la inmensa mayoría de los representantes de las Cortes, y que dará paso a la creación de nuevas áreas en el resto del territorio abulense “paulatinamente” y “sin fechas definidas”, tal y como señaló Salgueiro.

 

La viceconsejera insistió en varias ocasiones “la pertenencia a las áreas funcionales no genera ninguna obligación a los municipios” y constituirán en el futuro el ámbito territorial sobre el que pueden constituirse Mancomunidades de Interés General (MIG) Urbanas, fórmula asociativa ya conocida a la que una localidad puede pertenecer “de forma voluntaria”, según destacó, y no sólo eso, sino que, “además de esa voluntariedad de pertenencia, podrán adherirse a todos, uno o varios de los servicios que presta, en el momento que considere oportuno, cuando entienda que su prestación es mejor de manera asociada, quedando a la libre disposición de los municipios que las integran la determinación de los estatutos”.

 

Las áreas funcionales estables son espacios territoriales que se conforman por los términos municipales de los municipios con más de 20.000 habitantes y los de aquellos municipios de su entorno, clasificados en colindantes inmediatos y colindantes de colindantes en un radio máximo de 15 kilómetros del municipio con mayor población, en este caso Ávila.

 

Estas áreas no forman por sí mismas ninguna entidad, ni asociación, ni corporación, ni administración, sino que sólo son espacios delimitados físicamente, sin ninguna obligación y que permitirán beneficiarse de actuaciones futuras concretas, una vez se formalicen los trámites por parte de la  Consejería de Presidencia para la declaración como Áreas Funcionales Estables, que deberán ser aprobadas por las Cortes de Castilla y León por una mayoría de dos tercios.

 

De momento, se ha dado un plazo a los alcaldes de los municipios implicados hasta el próximo 11 de septiembre para hacer sugerencias y deberá pasar también por el Consejo de Cooperación Local.