La Junta, Iberaval y otras entidades activan 114 millones para préstamos

Impulso del presidente. Juan Vicente Herrera insta a los empresarios a una nueva cultura basada en fórmulas crediticias reembolsables y olvidar de esta forma las ayudas a fondo perdido de la Administración
ICAL

La Junta de Castilla y León, la sociedad de garantía recíproca Iberaval y 23 cajas, cajas rurales y bancos firmaron ayer la apertura de una línea financiera que moviliza 114 millones de euros en préstamos avalados para las pequeñas y medianas empresas de la Comunidad Autónoma, de los que 70 se destinan a la liquidez inmediata de las pymes y 15 a empresas tecnológicas.

El programa ADE Financia 2010 permitirá a empresarios y emprendedores solicitar préstamos entre 6.000 y 600.000 euros, sin superar el 75% de la inversión, a un interés que oscila, según las distintas líneas, entre el 0,10 y 1,50 por ciento a devolver en un plazo de 120 meses (diez años).

Uno de los problemas más importantes de las empresas en este momento de crisis económica es la liquidez, de ahí que la línea principal sea de 70 millones para que los emprendedores dispongan de capital circulante, a un interés del 1,50 por ciento.

Otra de las líneas, por importe de diez millones de euros, se dirige a la creación de empresas y autónomos, mientras que al programa de mujeres empresarias o sociedades con un 50% de su capital social de mujeres o que éstas ocupen puestos directivos cuenta con cinco millones de euros. Empresas de los sectores de turismo y comercio tendrán siete millones cada uno y las empresas de I+D+i y de base tecnológica, 13 y dos millones.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que presidió la firma, instó a las empresas a una nueva cultura basada en la búsqueda de fórmulas de financiación reembolsables y “olvidar” las ayudas a fondo perdido que ofrece la Administración. Herrera recordó que esa nueva cultura se verá “más clara” cuando en el ámbito de la Unión Europea desaparezcan esas subvenciones a fondo perdido.

Herrera resaltó el esfuerzo que se realiza con la movilización de 114 millones, dado que entre 2000-2009 se han destinado a través de este programa 500 millones, y vinculó alguna de las líneas con los objetivos del Acuerdo Marco de Competitividad, que ha puesto en marcha la Consejería de Economía y Empleo. En ese marco, incluyó los diez millones para la creación de empresas.