La Junta firma un préstamo de 100 millones con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa a 15 años

Con el dinero se sufragarán inversiones en plantas de depuración de aguas, potabilizadoras y acciones de prevención de incendios


VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León ha firmado un préstamo de cien millones de euros con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa a 15 años y con un tipo de interés inicial del 1,3 por ciento.

Así lo ha explicado este viernes la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, y el vicepresidente del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB), Apolonio Ruiz-Ligero, que han firmado en la capital de Francia el contrato por el que la entidad pública de crédito concederá los cien millones a la Comunidad.

Según han informado fuentes de la Junta, "se trata del primer préstamo que suscribe la Junta con la institución financiera multilateral más antigua del continente, y servirá para sufragar inversiones en plantas de depuración de aguas, potabilizadoras y prevención de incendios".

Los mismos informantes han señalado en una nota de prensa que el acuerdo formalizado es "claramente positivo" para Castilla y León tanto por el volumen de recursos que recibirá la Junta, como por el amplio plazo de devolución de la inversión --15 años--. Como principal ventaja, además, destaca el tipo de interés, euríbor a seis meses con un diferencial de 0,98, que sitúa el punto de partida en el 1,3 por ciento.

El importe del crédito se destinará íntegramente a sufragar infraestructuras de potabilización y depuración de aguas, así como a la prevención de incendios forestales. Estas inversiones forman parte de un proyecto más amplio por un importe global de 220 millones de euros, de los que el CEB financia el 45 por ciento, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) el 29 por ciento y la Junta, con fondos propios, el 26 por ciento restante.

"La concesión es fruto de un concienzudo proceso de negociación a cargo de la Consejería de Hacienda, que ha durado más de un año", han recordado las fuentes antes de matizar que "en el resultado han sido decisivos tanto los buenos números de la región y su acreditada solvencia, como el hecho de que las inversiones para las que se solicitaba financiación se ajustasen al objetivo prioritario del Banco del Consejo de Europa".

Así, la entidad ha tenido en cuenta el efecto positivo de la prevención de incendios en el medio ambiente, puesto que contribuye a proteger la biodiversidad del territorio castellanoleonés y a mejorar su capacidad de adaptación al cambio climático.