"La Junta elimina cualquier opción de formación para el sector agrario, benficiando a sindicatos y Cecale"

El “copago” entre ASAJA y el agricultor, única fórmula real para sostener el curso de incorporación a la actividad y otros obligatorios para el profesional
La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores ASAJA de Castilla y León ha denunciado la exclusión de los agricultores y ganaderos de los programas de formación apoyados por la Junta, desde la Consejería de Agricultura hasta la Consejería de Economía y Empleo, bajo el argumento de los criterios de austeridad del presupuesto público. Un argumento que sin embargo no afecta de igual forma a los colectivos coronados con “el diálogo social”, CC OO, UGT y CECALE, que mantienen buena parte de sus amplios programas de formación. Desde 2009 ya había experimentado recortes importantes el presupuesto de estos programas formativos para profesionales del campo, aunque ha sido en 2012 cuando se les ha dado “el hachazo definitivo”, pasando de un presupuesto de 1,7 millones de euros en 2011 a los “cero euros” de 2012.

ASAJA afirma que este trato desigual “sólo puede interpretarse como un desprecio más hacia los profesionales de la agricultura y ganadería, que por cierto están respondiendo con más energía a la presión de la crisis que otros sectores de la economía regional”. Además, ASAJA recuerda que, a diferencia de la mayoría de la formación continua para trabajadores, hay cursos que no tienen carácter voluntario, sino obligatorio para los agricultores y ganaderos, “por lo que deben realizarse sí o sí”, como es el caso del de incorporación al sector, ya que sin esa formación no se puede optar a la línea de apoyo a la nueva explotación. Lo mismo ocurre con los cursos para obtener la acreditación como manipulador de fitosanitarios y zoosanitarios, obligatoria para el manejo de estos productos.

ASAJA, como organización agraria para la que la incorporación de jóvenes al sector y la profesionalización de sus activos es prioritaria, tiene muy claro que los injustos recortes de la administración no pueden paralizar la formación, por lo que ya está programando cursos, con cero euros de apoyo institucional, que son sufragados por la organización y por el “copago” de los mismos agricultores y ganaderos. “A nadie le gusta tener que pagar por lo que antes recibía sin coste, pero en estos momentos no queda otra alternativa y nuestros socios así lo están entendiendo. Si hay que asumir un copago, se hará, pero es totalmente injusto que ese copago afecte sólo a los agricultores, como si la Junta no se tomara en serio la formación de los productores de alimentos de nuestra sociedad”, indica la OPA.