La Junta destinará más de ocho millones de euros para el empleo y la prevención de riesgos laborales

Corresponden a tres áreas recogidas en el 'Plan de Estímulos para el Crecimiento y el Empleo 2015'

La Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León  ha convocado distintas líneas de ayudas que corresponden a tres áreas recogidas en el 'Plan de Estímulos para el Crecimiento y el Empleo 2015', recientemente firmado por la Junta y los agentes económicos y sociales de la Comunidad, y cuyo presupuesto asciende a 8.229.500 euros.

  

Así, Economía y Empleo ha convocado tres bloques de subvenciones que se centran en la incorporación y mantenimiento en la vida laboral, en la prevención de riesgos laborales y en preservar la igualdad de oportunidades para el empleo. Estas subvenciones están gestionadas a través de la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales.

  

En primer lugar, se han convocado tres líneas de ayudas por un importe global de 6.400.000 euros dentro del área dirigida a facilitar la incorporación y el manteniendo de la vida laboral, informaron a Europa Press fuentes de la Junta.

  

La primera está destinada a garantizar los recursos mínimos de subsistencia a trabajadores vinculados por campaña a la molturación de remolacha con suspensión de sus contratos de trabajo por circunstancias meteorológicas adversas.

  

La segunda subvención está dirigida a empresas para contribuir a la financiación de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes devengadas por los trabajadores en situación de suspensión de contrato o reducción temporal de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, en el ámbito de la Comunidad.

  

Por último, en este bloque, se ha convocado una línea de ayudas destinadas a trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo con suspensión de contratos de trabajo o reducción de la jornada, y a trabajadores con 55 o más años, por extinción de sus contratos de trabajo con declaración de insolvencia de la empresa o extinción de contrato en procedimiento concursal.

  

Éstas dan continuidad a las iniciadas ya en ejercicios anteriores. Hay que destacar como novedad, que se incluye en la tercera línea de ayudas, la posibilidad de que también los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo s de fuerza mayor puedan resultar beneficiarios.

 

SEGURIDAD Y SALUD LABORAL

En este bloque de ayudas se han convocado un total de 1.829.500 euros con el objetivo de reducir la siniestralidad, fomentar la integración de la prevención en la empresa y favorecer a los emprendedores, desglosado en siete líneas:

  

En primer lugar, cinco becas por un periodo de nueve meses dirigidas a licenciados, diplomados universitarios y graduados universitarios para la realización de estudios monográficos sobre seguridad y salud laboral.

  

En segundo lugar, subvenciones dirigidas al establecimiento de la organización preventiva de personas emprendedoras en la Comunidad, con las que se quiere contribuir a la financiación del coste del establecimiento de la organización preventiva a través de la suscripción con un servicio de prevención ajeno de la adhesión a un servicio de prevención mancomunado por parte de las personas emprendedoras en Castilla y León, debiendo abarcar las cuatro especialidades o disciplinas preventivas.

  

En tercer lugar, subvenciones públicas dirigidas a la formación en materia de prevención de riesgos laborales, dirigidas tanto a entidades con ánimo de lucro como sin ánimo de lucro.

  

En cuarto lugar, una línea de ayudas dirigida al fomento de la realización de actividades preventivas que no pueda asumir directamente el empresario ni tampoco a través de la figura de trabajador designado, informaron las mismas fuentes.    

  

En concreto, se financiarán estudios higiénicos sobre contaminantes físicos, químicos y biológicos, estudios ergonómicos que necesiten la aplicación de una metodología determinada, la formación específica de los trabajadores señalada en la evaluación de riesgos laborales, así como los reconocimientos médicos voluntarios a trabajadores que se desplacen en vehículo particular al centro de trabajo para verificar su aptitudes para la conducción.

 

SEGURIDAD Y SALUD

En quinto lugar, se subvenciona también la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo a través de la adquisición, adaptación o renovación de equipos de trabajo e instalaciones industriales, para la implantación y certificación de los sistemas de gestión de la seguridad y salud laboral.

  

Hay que destacar la apuesta realizada para incrementar la seguridad vial laboral, para lo que se prevé la cofinanciación en un 60 por ciento hasta un máximo de 4.500 euros por beneficiario de las medidas que pueden recogerse en un plan de movilidad de empresa.

  

En sexto lugar, se han convocado ayudas dirigidas al fomento de la formación de trabajadores, empresarios, autónomos, mandos intermedios y delegados de prevención en materia de seguridad y salud laboral en entidades con ánimo de lucro y sin ánimo de lucro.

  

La séptima, y última, línea de ayudas está dirigida al fomento de nuevas contrataciones de trabajadores para actuar como 'trabajador designado' o para sustituir a aquel durante el tiempo que actúe como tal. Tiene una dotación de 30.000 euros, con la cofinanciación del 85 por ciento del importe bruto de las nóminas, así como de la aportación a la Seguridad Social del empresario respecto del nuevo trabajador contratado.

  

En el último bloque y con el objetivo de avanzar en la igualdad de oportunidades para el empleo se ha convocado, con un crédito inicial de 100.000 euros, una línea de subvenciones destinada a Pymes para fomentar el ascenso profesional de la mujer en Castilla y León, para el año 2015.