La Junta destina más de 2,5 millones de euros para la formación de desempleados en Ávila

La Junta de Castilla y León ha aprobado recientemente destinar 1.764.060 euros para desarrollar 51 cursos de formación en Ávila a través de centros colaboradores de formación, que llegarán a 765 desempleados de la provincia.

Estos cursos se suman a los 14 cursos de formación desarrollados por la Junta en centros propios de Formación Profesional Ocupacional y centros integrados de Formación Profesional en los que actualmente se están formando 210 desempleados, y a los 14 cursos impartidos por los agentes económicos y sociales en los que están formándose 210 desempleados.

 

 

En total, la programación de los años 2013 y 2014 que se está ejecutando en este momento implica el desarrollo de 79 cursos de formación a los que asistirán, en el conjunto de los dos años, casi 1.200 trabajadores en situación de desempleo. El importe total destinado a esta programación es de 2.572.878,40 euros.

 

Esta formación viene a suplir la falta de formación de aquellos trabajadores que no pudieron adquirir unos conocimientos a través de la formación reglada, o a aquellos que quieran completarlos en este momento y obtener nuevos conocimientos en otras áreas de formación. Esto conllevará necesariamente mejorar las posibilidades de reinserción laboral.

 

Formación para trabajadores en mejora de empleo

La formación pasa por un momento crucial en el que resulta imprescindible la adquisición de nuevas competencias que complementen las ya adquiridas y que sirvan para aumentar las expectativas de inserción laboral hacia nuevos sectores de actividad o en sectores con mayores expectativas de futuro.

 

Asimismo, es importante resaltar que la mayoría de los cursos que ahora se presentan van orientados a la consecución de un certificado de profesionalidad para que puedan obtenerlo mediante la superación de los módulos formativos asociados a las unidades de competencia que comprenda el certificado.

 

Tendrán preferencia en la selección de los participantes aquellas personas o colectivos que en función de sus circunstancias personales, la mayor tasa de paro, u otros motivos sociales, culturales o laborales puedan presentar mayores dificultades para acceder a un empleo. De esta forma se consideran preferentes las personas sin cualificación profesional, con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción, desempleados en el ámbito rural, con especiales dificultades de integración en el mercado de trabajo: jóvenes, especialmente aquellos con déficit de formación, mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 años, discapacitados o en situación de exclusión social, e inmigrantes.

 

Aunque los cursos están destinados de forma prioritaria a trabajadores desempleados, también pueden participar trabajadores ocupados hasta en un 40 % del total, siempre y cuando permanezcan inscritos como demandantes de mejora de empleo, soliciten participar expresamente en el curso de formación que les interese y posean la titulación mínima necesaria para poder realizarlo.

 

Todas estas acciones completan la oferta formativa, ofrecida por la Consejería de Economía y Empleo a través del Servicio Público de Empleo de Castilla y León, en la que se incluyen los itinerarios integrados dirigidos a desempleados, las prácticas no laborales con compromiso de contratación, los programas mixtos de formación y empleo y la formación dirigida prioritariamente a ocupados.