La Junta destina 257.000 euros a rehabilitar cinco viviendas para alquiler social en la provincia

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha reunido con los alcaldes de Crespos, Maello, Muñana, San Bartolomé de Pinares y Solana de Rioalmar para firmar el convenio  para la rehabilitación de viviendas en el medio rural y su destino al alquiler social.

El programa ‘Rehabitare’ es un compromiso del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que consiste en recuperar viviendas de titularidad municipal que en la actualidad se encuentran abandonadas y cuya rehabilitación resulta interesante para el medio rural. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así la infraestructura existente y evitando el deterioro de un patrimonio municipal.  

 

El convenio, firmado esta mañana entre el consejero y los alcaldes de los municipios beneficiados, permite a la Junta de Castilla y León rehabilitar los inmuebles para destinarlos al alquiler social, integrándolos así en el parque público de viviendas de la Comunidad de Castilla y León. Serán los ayuntamientos quienes determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la vivienda de Castilla y León

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente asumirá los gastos que ocasionen la redacción de los proyectos, la ejecución de las obras y la contratación de los equipos. 

 

En la provincia de Ávila se recuperarán cinco viviendas, una en cada una de las localidades de Crespos, Maello, Muñana, San Bartolomé de Pinares y Solana de Rioalmar. El presupuesto de estas obras de rehabilitación asciende en total a 256.974 euros. 

 

El programa ‘Rehabitare’responde al trabajo de la Junta de Castilla y León para potenciar el mercado del alquiler, por entender que, frente a la compra, es lo suficientemente flexible para adaptarse a las necesidades de las familias en un momento determinado. 

 

El programa se inició en Palencia como proyecto piloto, en el año 2009, y en la primera fase se rehabilitaron 17 viviendas en cinco municipios, con una inversión total de 1,2 millones de euros. En esta segunda fase, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene previsto actuar en todas las provincias de Castilla y León. El programa Rehabitare se presentó en mayo en la provincia de Palencia con la rehabilitación de siete viviendas en cinco municipios por un importe superior a 250.000 euros. En junio, continuó en la provincia de Burgos con cinco viviendas en cinco municipios y una inversión de 223.650 euros y, la pasada semana, en Segovia, donde se recuperarán siete viviendas en seis municipios, cuyas obras de rehabilitación superan los 290.000 euros

 

Noticias relacionadas