La Junta destaca que la región es una de las comunidades menos endeudadas de España

La cifra se mantiene en 8,3% del PIB frente al 13,1% nacional

La Junta de Castilla y León destacó que la Comunidad "se mantiene" como una de las comunidades menos endeudada de España, ya que el sector público cerró el primer trimestre de 2011 con una deuda viva del 8,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) frente al 13,1 por ciento de media nacional, lo que sitúa a la comunidad como una de las más saneada de España y confirma la fortaleza de las cuentas regionales.

De acuerdo con la información hecha pública hoy por el Banco de España respecto al endeudamiento de las Administraciones Públicas, la deuda viva total del sector público de la Comunidad Castilla y León ascendió en el primer trimestre de 2011 a 4.784 millones de euros (un 3,4 por ciento del total), manteniéndose como una de las regiones menos endeudadas en términos de PIB con un 8,3 por ciento mientras la ratio media de las autonomías españolas se situó en el 13,1 por ciento del PIB.

Según informaron fuentes de la Junta el mayor importe de este volumen corresponde a la Administración General de la Comunidad con un 82 por ciento, correspondiendo el 18 por ciento restante al conjunto de entes y empresas públicas. Esta privilegiada posición la comparte con Madrid y País Vasco.

Los anteriores datos revelan que Castilla y León sigue teniendo un bajo nivel de endeudamiento, tanto en términos absolutos, como en términos relativos. La deuda viva de la Comunidad, que se tiene en cuenta a efectos de cómputo del cumplimiento de los límites de endeudamiento, se cifra a finales del primer trimestre de 2011 en 4.422 millones de euros, lo que representa un 7,7 por ciento del PIB regional. De acuerdo con estos datos Castilla y León ocuparía el cuarto lugar como región menos endeudada, siendo la media del 11,4 por ciento.

Esto supone que Castilla y León ha incrementado su endeudamiento en los primeros tres meses del presente ejercicio en 128 millones de euros, respecto al cierre de 2010. En términos porcentuales representa una variación del 2,98%, por debajo del 5,32% que aumentó su deuda el conjunto de Comunidades Autónomas.