La Junta desarrolla el programa de cribado precoz del cáncer colorrectal en Ávila

La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y la Gerencia Regional de Salud, está extendiendo en Castilla y León un programa de prevención y detección precoz del cáncer colorrectal, tras el pilotaje realizado en Medina del Campo y Soria, con el objetivo de disminuir la incidencia y la morbimortalidad de esta enfermedad

La Unión Europea y la Estrategia Nacional del Cáncer recomiendan el cribado del cáncer colorrectal a partir de los 50 años. El III Plan de Salud de Castilla y León contempla como objetivo mejorar el diagnóstico precoz con la implantación de un programa de cribado y su progresiva extensión.

 

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en su reunión del pasado 23 de julio propuso la implantación y generalización del cribado de cáncer colorrectal en hombres y mujeres de entre 50 y 69 años mediante el test de sangre oculta en heces (TSOH).

 

Este es el tumor que causa mayor mortalidad en el mundo, considerando en conjunto ambos sexos. En hombres es el tercer cáncer más frecuente (tras los de próstata y pulmón) y en mujeres es el segundo en frecuencia (tras el de mama). Actualmente existe una tendencia al aumento de la incidencia en los países occidentales, aunque está disminuyendo la mortalidad.

 

La prevención del cáncer colorrectal puede ser primaria o secundaria. Primaria, intentando evitar la aparición de la enfermedad con la adopción de estilos de vida saludables –alimentación correcta, ejercicio físico, evitar consumo de tabaco y alcohol… Secundaria, mediante la detección precoz, que es muy importante porque el tratamiento es más efectivo si se diagnostica en estadios iniciales.

 

La prevención secundaria en personas con antecedentes familiares se realiza mediante el estudio genético y en personas sin antecedentes y sin síntomas de enfermedad colorrectal se realiza mediante el cribado, determinando si presentan sangre oculta en heces.

 

Para ello, a partir de una muestra de heces se realiza un test de sangre oculta. Es un test inmunológico que detecta exclusivamente la sangre humana, por lo que no es necesaria una dieta alimenticia previa.

 

La positividad del test indica la existencia de sangre en las heces, pero en la gran mayoría de los casos procede de lesiones de menos importancia como hemorroides o pólipos. En un porcentaje mínimo se debe a la presencia de un tumor.

 

El programa de cribado poblacional en nuestra Comunidad Autónoma va dirigido a las personas residentes en Castilla y León, hombres y mujeres, comenzando con edades comprendidas entre los 65 y los 69 años. Más tarde, se irá ampliando hasta completar la población de 50 a 69 años.

 

Por tanto, se comenzará la implantación de una manera progresiva, es decir, durante los meses que quedan de 2013 y a lo largo del año 2014 se invitará a participar a las personas de 65 a 69 años comenzando progresivamente desde los 69 hacia abajo hasta incluir todo el quinquenio. A partir de enero de 2015 se irá extendiendo paulatinamente de manera descendente por grupos quinquenales hasta los 50 años.

 

Procedimiento

-Desde la Sección de Promoción de la Salud del Servicio Territorial se enviarán cartas de invitación y folletos informativos a la población diana.

-Las personas que deseen participar en el cribado acudirán con su invitación a la consulta de enfermería de su centro de salud donde se les informará y se les entregará un kit para la recogida de muestra de heces.

-Si el resultado del TSOH es negativo, la Sección de Promoción del Servicio Territorial de Sanidad remitirá directamente el resultado a los participantes mediante una carta, aconsejándoles la repetición del test cada dos años.

-Si el resultado es positivo, se citará al paciente desde la consulta de su médico de Atención Primaria para informarle y continuar el estudio colorrectal en el Servicio de Aparato Digestivo mediante colonoscopia.