La Junta de Castilla y León se lleva por cuarta vez en cinco años el premio @asLAN

La distinción ha galardonado el proyecto de Ciberseguridad de la Junta que ha hecho posible una mayor eficacia en la gestión de la seguridad mejorando.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha ganado el Premio @asLAN que reconoce los once mejores proyectos de las instituciones y empresas públicas españolas en materia de aplicación y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

 

La distinción, otorgada a partir de los votos de más de 1.180 profesionales del sector, ha galardonado el proyecto de Ciberseguridad de la Junta que ha hecho posible una mayor eficacia en la gestión de la seguridad mejorando, además, la eficiencia en la dedicación de recursos para ello.

 

Los VIII premios @asLAN a Administraciones y Organismos Públicos han identificado, divulgado y reconocido las experiencias de éxito de las administraciones públicas que han utilizado las TIC para reforzar la eficiencia y la seguridad de las infraestructuras digitales, mejorar la atención al ciudadano y reducir costes.

 

La convocatoria está organizada por la Asociación de Proveedores de Sistemas de Red, Internet y Telecomunicaciones (@asLAN), que fue creada en 1989 y reúne a un centenar de empresas entre las que figuran los principales fabricantes, integradores, distribuidores y operadores del sector.

 

La octava edición de los galardones ha contado con la participación de 47 proyectos de 38 organismos públicos, que han sido evaluados por 1.180 profesionales, compañías especializadas en TIC y medios de comunicación y más de 1.100 usuarios web registrados. Al igual que ocurrió en 2012, 2013 y 2015 este jurado de expertos ha elegido un proyecto de la Junta de Castilla y León como el mejor de los presentados en su categoría. En este año se ha premiado el proyecto presentado en la categoría de Ciberseguridad. Una vez más, este hecho constituye un logro inédito puesto que ninguna Comunidad, en solo cinco años, ha conseguido cuatro premios @asLAN, y en la edición de 2014 la Junta fue una de las tres finalistas del país.

 

El trabajo del Gobierno de Castilla y León que ha obtenido la máxima calificación en 2016 se titula ‘Visibilidad y atención a la seguridad de la Red Corporativa’, y ha consistido en la implantación de un servicio de control de la seguridad de la red corporativa de la Junta para lograr una mayor eficacia en su gestión clave para impulsar la modernización administrativa.

 

MEJORA EN EL NIVEL DE SEGURIDAD

 

La implantación del servicio de visibilidad y atención de la seguridad de la red corporativa permite a la Administración de la Comunidad de Castilla y León conocer en qué entorno de seguridad de red se mueve, qué capacidad de respuesta al mismo tiene y qué éxito tienen las medidas que ha establecido.

 

De esta manera la administración puede establecer medidas de mejora continua de su nivel de seguridad para poder realizar la actividad administrativa y prestar el servicio público con las más exigentes garantías de seguridad, de acuerdo la normativa vigente y las estrategias digitales nacionales y europeas.

 

RECONOCIMIENTOS

 

Los otros proyectos de la Junta de Castilla y León galardonados con el Premio @asLAN han sido el Centro de Operación de Redes y Servicios (CORS), en 2012, la implantación de la telefonía IP, en 2013, y la consolidación de la infraestructura de la red corporativa de la Junta de Castilla y León, en 2015.

 

En el primer caso, se premió la mejora que supone contar con el CORS las 24 horas de los 7 días de la semana para gestionar los servicios de telecomunicaciones de toda la red corporativa de la Junta, que conecta a más de 30.000 usuarios de una cifra superior a 1.300 centros. En el segundo, el jurado resaltó el ahorro de costes internos que conlleva la telefonía IP y su capacidad para mejorar la eficiencia de la Administración autonómica.

 

El pasado año, la asociación distinguió las mejoras logradas en capacidad, disponibilidad, y reducción de costes operativos con la implantación de un nuevo diseño en la infraestructura central de comunicaciones de la red corporativa.

 

Por último, el proyecto que resultó finalista en 2014, ‘Innovación en la prestación de servicios TIC internos’, destacó como ejemplo de utilización más eficaz y eficiente de las tecnologías de la información y comunicaciones mediante la estandarización, la automatización y la reducción de costes operativos al tiempo que se mejora la gestión.