La Junta convocará en 2014 medidas agroambientales y de agricultura ecológica para 12.500 beneficiarios

La consejera se ha comprometido a mantener en 2015 como "prioritarias" las ayudas agroambientales y el apoyo a las explotaciones localizadas en las zonas con limitaciones productivas.

 

REGULACIÓN DE COOPERATIVAS

 

El sector cooperativo de Castilla y León contará con 900.000 euros en la búsqueda del objetivo de que las sociedades cooperativas consigan una mayor dimensión que garantice la concentración de la oferta y así tener un mayor poder de negociación en la cadena alimentaria.

  

Clemente ha explicado a este respecto que su departamento está trabajando en "estrecha colaboración" con el sector en todo lo que afecta a la regulación de las entidades asociativas agroalimentarias prioritarias de carácter regional para disponer de un texto reglamentario en el primer trimestre de 2015 en el que se fijen los criterios que deberá de cumplir una cooperativa para ser reconocida como entidad asociativa agroalimentaria prioritaria de carácter regional.

  

"Evidentemente, las cooperativas más significativas de nuestra Comunidad Autónoma podrán ser reconocidas como tales, aunque se establecerán una serie de requisitos y condicionantes que deberán cumplir para lograr acceder a dicho reconocimiento", ha aclarado al respecto.

  

Del mismo modo, ha precisado que el propio reglamento que regulará estas entidades asociativas dejará abierta la posibilidad para que todas las cooperativas que quieran alcanzar el reconocimiento puedan hacerlo, "estableciendo los correspondientes acuerdos con aquellas que ya hayan logrado dicho reconocimiento".

La Consejería de Agricultura y Ganadería realizará una convocatoria antes de que finalice el presente año de incorporación a las medidas ligadas al agroambiente y clima y a la agricultura ecológica a las que el departamento que dirige Silvia Clemente espera que se incorporen unos 12.500 agricultores y ganaderos.

  

De este modo, ha significado la consejera en su comparecencia de presupuestos, la Consejería de Agricultura y Ganadería se adelantará a la aprobación del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020 que ha de recoger esas medidas.

  

Según ha precisado, con esta nueva convocatoria de compromisos se busca que ya desde el primer año de aplicación del nuevo Programa puedan beneficiarse de estas ayudas los agricultores y ganaderos dispuestos a realizar y cumplir los requisitos que exijan estas prácticas agroambientales.

  

En este punto, la consejera se ha comprometido a mantener en 2015 como "prioritarias" las ayudas agroambientales y el apoyo a las explotaciones localizadas en las zonas con limitaciones productivas y cuyo objetivo principal es el mantenimiento de la actividad agraria en zonas con desventajas, sobre todo en zonas de montaña, que contarán con 62,5 millones, como en 2014.

  

De esta cantidad, 37,1 millones de euros se aplicarán a concluir los pagos de compromisos pendientes de las 11 actuaciones agroambientales incorporadas al  Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2007-2013, ayudas para apoyar el desarrollo sostenible del medio rural y satisfacer la creciente demanda de conservación medioambiental que la sociedad exige, mediante la realización de determinadas prácticas de índole agroambiental.

  

Según sus cálculos, estas medidas benefician a 8.500 agricultores y ganaderos que aplican en sus explotaciones compromisos agroambientales donde ha destacado de forma especial los vinculados a las actuaciones de apoyo a los sistemas forrajeros pastables, el pastoreo con ovino y caprino y la agricultura ecológica.

  

Para el apoyo a los agricultores y ganaderos cuyas explotaciones están localizadas en zonas con limitaciones productivas -agricultura de montaña y otras zonas- de dedicarán 23,7 millones de euros, "apoyo que beneficia, en forma de indemnización compensatoria, a 28.000 agricultores y ganaderos de la Región".

  

Agricultura ha consignado 1,6 millones de euros para las medidas relacionadas con el asesoramiento a las explotaciones que irán destinados a sufragar los gastos de asesoramiento de 2.200 agricultores y ganaderos en temas relacionados directamente con el cumplimiento de las exigencias de condicionalidad impuestas por la PAC, así como sobre temas de gestión económica y laboral de sus explotaciones.

  

Finalmente, se contempla una partida para afrontar la tercera anualidad del programa de reestructuración de las explotaciones de tabaco de 54.456 euros y otra para la ayuda nacional de los frutos de cáscara de 60.000 euros.