La Junta convoca subvenciones del Programa de Voluntariado en Cooperación al Desarrollo para sus empleados públicos

El Gobierno autonómico pone en marcha esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 30.000 euros, a través de la cual los empleados públicos podrán participar en proyectos llevados a cabo por organizaciones no gubernamentales de desarrollo en países empobrecidos

La Junta de Castilla y León considera fundamental la formación y concienciación de la ciudadanía, que garantice una base social comprometida con la erradicación de la pobreza. Por ello, en una muestra de su compromiso en la lucha contra la pobreza y la promoción del desarrollo humano, extiende entre los empleados públicos del Gobierno autonómico el voluntariado en acciones de cooperación al desarrollo. Este novedoso programa se crea este año con el objetivo de propiciar la sensibilización y participación del colectivo de empleados públicos de Castilla y León en acciones de cooperación al desarrollo, así como para ofrecer la posibilidad de que estos conozcan las acciones llevadas a cabo en países empobrecidos por organizaciones no gubernamentales de desarrollo (ONGD).

 

La estancia de los empleados en los países con los que colabora la Junta de Castilla y León tendrá una duración mínima de dos semanas y máxima de cuatro. Una vez en el lugar de destino, los participantes en el programa se incorporarán a las labores de un proyecto de cooperación, de acuerdo a su perfil profesional y personal. El presupuesto que se destinará a la realización de esta iniciativa es de 30.000 euros y la cuantía máxima de la subvención para cada participante será de 2.500 euros.

 

El Programa de Voluntariado en Cooperación al Desarrollo ofrece la posibilidad de participar en proyectos en países como Honduras, Nicaragua, Guatemala, República Dominicana, Colombia, Perú, Bolivia, Kenia e India. Estos proyectos se centran en sectores como la educación, la salud maternoinfantil, la soberanía alimentaria, el acceso a agua potable, la habitabilidad básica, el saneamiento o el desarrollo agrario.

 

Podrá ser beneficiario de las subvenciones correspondientes al Programa de Voluntariado en Cooperación al Desarrollo de los empleados públicos el personal funcionario, estatutario y personal fijo que esté en servicio activo en el momento de la solicitud y cuya labor se adscriba a la Administración General, la Gerencia de Servicios Sociales, la Gerencia Regional de Salud, el Servicio Público de Empleo, el Instituto de la Juventud o la Agencia de Inversiones y Servicios. Para obtener esta subvención y poder participar en la iniciativa será necesario conocer los idiomas, ya sean oficiales o utilizados, -inglés, francés o portugués- de los países donde se realice la acción de voluntariado, así como no padecer enfermedad que limite la participación.

 

Una vez planteadas las solicitudes –se admitirá una única por participante- y tras comprobar el cumplimiento de los requisitos, la valoración de estas se llevará a cabo a través de un sistema de puntos que tendrá en cuenta aspectos como la formación académica o la asociación y colaboración regular con ONGD. La resolución final de las solicitudes se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León y en la página web de la Junta de Castilla y León (www.jcyl.es).

Voluntarios y prescriptores de la experiencia solidaria

Desde la Junta de Castilla y León se entiende que la cooperación al desarrollo no solo implica un esfuerzo en las intervenciones que se llevan a cabo en países empobrecidos, sino que también supone establecer un compromiso en el lugar de origen de los participantes con el fin de concienciar a la sociedad sobre la realidad que atraviesan estos lugares y las causas y consecuencias de los problemas vinculados al desarrollo desigual entre Norte y Sur. Así lo establece la propia Ley de Cooperación al Desarrollo. En este contexto, el programa incluye la participación de los beneficiarios, una vez que han regresado de sus destinos, en actividades de difusión e información a través de las cuales podrán dar a conocer a los ciudadanos la realidad que han vivido durante su experiencia solidaria a la población de Castilla y León.