La Junta convoca 180.000 euros para daños por ataques de lobo o perros asilvestrados

Imagen de una manifestación contra los ataques de lobo celebrada en Lumbrales

Las cuantías máximas que podrán concederse por siniestro son 770 euros para ganado vacuno, 300 por ovino y caprino y 440 por equino.

La Junta de Castilla y León ha convocado 180.000 euros en ayudas por daños producidos por lobos y perros asilvestrados a diferente tipo de ganado, según la orden publicada este viernes en el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl).

 

La orden, recogida por Europa Press, establece ayudas destinadas a paliar los daños producidos por lobos y perros asilvestrados al ganado vacuno, ovino, caprino y equino, así como el lucro cesante y los daños indirectos si se trata del lobo, excepto los acaecidos al sur del Duero cuando ya hubieran abonado pagos compensatorios por este hecho.

 

Podrán ser beneficiarios de las ayudas o ganaderos o titulares de explotaciones de estos ganados que hayan sufrido ataques entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016, ambos inclusive, en las zonas 1 y 2 establecidas en el Anexo II del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León.

 

Para poder ser beneficiarios de estas ayudas es necesario que tuvieran o tengan vigentes, en el momento de producirse el daño, las pólizas que se recogen en la propia orden, se encuentren al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social, además de no tener impagada deuda vencida con la Comunidad.

 

Asimismo, para ser beneficiarios tienen que pertenecer a una explotación incluida en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León, cumplir con los programas de control, vigilancia y erradicación de enfermedades que puedan afectar a las especies ganaderas y estar identificado de acuerdo con la normativa correspondiente.

 

Las cuantías máximas que podrán concederse por siniestro son 770 euros para ganado vacuno, 300 por ovino y caprino y 440 por equino.