La Junta considera un escarnio abrir un almacén nuclear en la Comunidad

La decisión, hoy. La localidad vallisoletana de Santervás de Campos debatirá en el pleno si presenta su candidatura a albergar esta instalación, que ya cuenta con el apoyo de la mayor parte de los vecinos
ical / VALLADOLID

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, aseguró ayer que “sería un escarnio” que el Gobierno decidiese cerrar la central nuclear de Santa María de Garoña y a su vez pretendiese que Castilla y León albergase un almacén de residuos nucleares. “Que no cuenten con el Gobierno de Castilla y León para alcanzar el consenso”, remarcó De Santiago Juárez, sobre la posibilidad de que el municipio de Santervás de Campos sea uno de los candidatos a albergar este almacén, tras el Pleno que tendrá lugar hoy en la localidad.

El consejero de la Presidencia y portavoz, tras mostrar el “máximo respeto a la autonomía municipal”, recordó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que antes de pedir consenso debe empezar por obtenerlo dentro de su propio partido. Así se refirió a la oposición de los presidentes catalán, José Montilla, y de Castilla-La Mancha, José María Barreda, a la instalación de un almacén en sus comunidades autónomas. Por su parte, Rodríguez Zapatero ha reiterado en varias ocasiones que la decisión de instalar el almacén en alguno de los lugares candidatos se basará, además de en los criterios técnicos en el consenso. En este sentido, José Antonio de Santiago Juárez reiteró que “no cuente con el Gobierno de Castilla y León para ese consenso” mientras no rectifique en su decisión de cerrar la central nuclear de Garoña a partir de 2013. “Ese consenso podrá empezar a darse cuando rectifique la decisión de Garoña”, advirtió. Precisamente, añadió, la comarca de Garoña será a partir de 2013 “el mayor cementerio nuclear” con el cierre de la central, donde a juicio del portavoz de la Junta “no se ha atendido a nada”, ni a criterios técnicos, ni al consenso alcanzado en las Cortes regionales ni al informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear y sí a “un capricho electoral”. Por su parte, los vecinos de la localidad terracampina de Santervás de Campos, en Valladolid, se mostraron ayer a favor de que la localidad albergue el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares, según pusieron de manifiesto en la reunión informativa organizada por el Ayuntamiento, a la que acudieron unas 70 personas y en la que se vivieron momentos de tensión, protagonizados por varios ecologistas y habitantes de otras localidades cercanas que se oponen a la iniciativa.

Los vecinos de este pequeño municipio, en el que apenas viven 60 personas, aunque están censadas 137, apoyan el proyecto ya que a su juicio generará riqueza y empleo en una comarca que sufre un importante problema de despoblación. Si bien, los habitantes de los alrededores rechazaron, con gritos y pancartas, la iniciativa al entender que afectará a la salud de quienes viven en la zona.

Está previsto que hoy, a las 12 horas, en el Ayuntamiento de la localidad se celebre el pleno extraordinario en el que se votará si el pueblo se presenta como candidato a acoger el cementerio nuclear, con lo que se convertiría en el cuarto de España, después de que se hayan hecho ya oficiales las candidaturas de Ascó (Tarragona), Yebra (Guadalajara) y Villar de Cañas (Cuenca). Todo hace indicar que la iniciativa verá la luz, ya que el Consistorio sólo cuenta con cuatro concejales, además del alcalde, todos ellos el Partido Popular.

En otro orden de cosas, el secretario de Política Municipal e Institucional del PSOE de Castilla y León, Julián Simón, pidió ayer al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que salga ya del “silencio clamoroso” en el que se ha instalado y diga cuál es su postura sobre el anuncio realizado por el Ayuntamiento vallisoletano de Santervás de Campos de presentarse como opción para albergar un almacén nuclear. El socialista calificó de “preocupante” el silencio del máximo responsable del Gobierno regional y le invitó a que abandone su “mutismo” y afronte los problemas.