La Junta alerta de la presencia de plagas en el cereal y pide a los agricultores que vigilen la presencia de insectos

Cebada

El programa de vigilancia y seguimiento de plagas y enfermedades en cereales de invierno que lleva a cabo la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León ha detectado indicios de la presencia de insectos que afectan a estos cultivos, por lo que pide que se extreme la vigilancia en las parcelas. 

En concreto, se han detectado la nefasia o polilla del cereal, especialmente en el centro y el sur de la Comunidad: tronchaespigas, lema y garrapatillo. 

 

Según ha informado la Junta, los valores actuales de severidad resultan inferiores a los umbrales de tratamiento, si bien la climatología actual y las previsiones son compatibles con un incremento de la incidencia.

 

La detección de estos insectos únicamente es indicativa de un posible riesgo en las zonas donde se identifica. La Junta señala que no implica en ningún caso situación globalizada en esas zonas. Previo a cualquier decisión, es necesario que el agricultor coteje el estado de situación en cada una de sus parcelas.

 

Se aconseja efectuar los tratamientos únicamente cuando la presencia alcance los umbrales de tratamiento para cada insecto, y utilizar sólo productos fitosanitarios autorizados en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.