La Junta alegará la pureza y el uso de 'pata negra' y no descarta presentar un recurso a la Norma

Reunión de la mesa del ibérico en Salamanca con motivo de la Norma (Foto: Chema Díez)

La Mesa del Ibérico, reunida en Salamanca, tendrá en un plazo de dos semanas los fundamentos jurídicos que usará en caso de que el Ministerio no atienda sus requerimientos sobre estos dos puntos.

La Junta puede recurrir la Norma de Calidad del Ibérico; al menos eso es lo que ha señalado la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, una vez celebrada la Mesa del Ibérico en Salamanca, donde la opinión de todo el sector ha sido unánime en este apartado.

 

No en vano, antes de llegar a esta vía contenciosa, la Junta de Castilla y León va a hacer un requerimiento al Ministerio sobre los dos puntos discordantes para el sector en la Comunidad: la pureza y el uso de 'pata negra'. De este modo, en un plazo de dos semanas, los servicios jurídicos de la Administración regional tendrán los fundamentos jurídicos que usarán en caso de que el Ministerio no atienda sus requerimientos sobre los temas que perjudican al sector.

 

Así, en lo que se refiere a la mención del porcentaje de pureza, Clemente indicó que la aplicación del reglamento perjudica al sector en la comunidad y más si aparece en el mismo lugar que la mención comercial. En el segundo apartado, el del uso de la denominación 'pata negra', que apela solo a la pureza, "no se puede dejar fuera al resto de producciones (Castilla y León) porque hay más animales que son pata negra sin necesidad de ser 100% puros", señaló la consejera.

 

"Para La Junta y el sector hubiera bastado con establecer un Programa Nacional de control de la Norma e introducir ésas novedades en la que ya existía del año 2007, nada más. No vemos necesaria la creación de una nueva Norma", indicó la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, al tiempo que defendió "el trabajo realizado desde hace dos años entre todas las partes del sector en la búsqueda del consenso, porque todos hemos cedido en nuestras pretensiones por el bien común", agregó.

 

Representantes del sector y de las organizaciones agrarias (Foto: Chema Díez)

 

"DESCONTENTO" EN LA JUNTA ANTE ALGO "INNECESARIO"

 

Por otro lado, la consejera de Agricultura, al ser cuestionada por su sentir al conocer la aprobación de la Norma de Calidad el pasado 10 de enero, agregó que para ella es "algo innecesario" y sintió "descontento y frustración" después de dos años de trabajo en los que el sector ha dado mucho de sí mismo para buscar una postura común en Castilla y León.

 

No en vano, indicó que el Ministerio "también ha cedido" en sus pretensiones de acuerdo con el primer borrador de la Norma de Calidad en aspectos de pureza y de raza, que dejaban en mucho peor lugar a los productores e industriales en la Comunidad.

 

Silvia Clemente y el delegado de la Junta, Bienvenido Mena, antes del inicio de la Mesa del Ibérico (Foto: Chema Díez)

 

Hay que recordar que Castilla y León cuenta con el 35% del censo de ibérico de España, cuanta con más de 350 industrias y mueve cada año más de 600 millones de euros, dando empleo a miles de personas de manera directa e indirecta, siendo la provincia de Salamanca la más importante de la región con Guijuelo como protagonista.

Noticias relacionadas