La Junta acusa a Blanco de mentir sobre las listas G3 de enfermos crónicos

El delegado de la Junta de Castilla y León en Ávila, Francisco José Sánchez.

Francisco José Sánchez señaló que no es comprensible que el PSOE recurra a la mentira y ponga en tela de juicio el trabajo de los profesionales de Sacyl, mientra que la Gerencia de Atención Primaria confirma la existencia de la lista G3, pero con el fin de mejorar la continuidad asistencial y la integración de la atención entre Primaria y los hospitales

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, Francisco José Sánchez, ha mostrado su profundo malestar por las declaraciones del secretario provincial del PSOE abulense, Tomás Blanco, sobre determinados la elaboración de la lista G3 de enfermos crónicos y el tratamiento con Sintrom por parte de médicos no especialistas, acusaciones que ha calificado como "rotundamente falsas, una vez más".

 

Según explicó Sánchez, "no es comprensible que el PSOE recurra a la mentira, pues en el fondo lo que los socialistas están poniendo en tela de juicio es el magnífico trabajo desarrollado por los profesionales de Sacyl en esta provincia".

 

Además, la Gerencia de Atención Primaria de Ávila ha aclarado que "existe una lista denominada G3 de pacientes con patologías crónicas cuyo fin es mejorar la continuidad asistencial y la integración de la atención entre Primaria y los hospitales". Según señalan, "el objetivo fundamental es que los pacientes crónicos pluripatológicos tengan una mejor calidad de vida mientras permanecen en sus domicilios" De esta manera, "disminuye el número de descompensaciones en sus procesos y se reduce el consiguiente número de ingresos, lo que redunda en una mejor calidad de vida" y añaden que "en caso de ser necesario, la estrategia contempla la reducción de tiempos de espera de estos pacientes tanto en consultas como en pruebas complementarias en el Complejo Hospitalario de Ávila".

 

Con este procedimiento, indican que  "se pretende disminuir el número de ingresos no por cuestiones económicas sino por una mejora en la calidad asistencial", es decir, "el objetivo es el contrario del que ha manifestado el PSOE, puesto que se trata de que estos pacientes crónicos obtengan el mejor trato con la máxima celeridad posible, incluida su atención en los hospitales".

 

Con respecto al Sintrom, explicaron que "la validación de la dosis que proporciona el sistema informático se realiza por los médicos de familia siempre que en los controles analíticos no haya ningún dato de alarma, en cuyo caso se gestiona por parte del especialista (en este caso, el hematólogo)". Por ello "Sacyl pretende con esto mejorar la accesibilidad de los usuarios al sistema de salud, evitando tiempos de espera innecesarios".

Noticias relacionadas