La Junta activa 15 proyectos de restauración de patrimonio

Nuevo modelo Pahis. Además del trabajo artístico, incluye un programa para recuperar el monumento y “socializar” la cultura con el fin de acercarla a los ciudadanos de la comunidad
ICAL

La Consejería de Cultura y Turismo ha puesto en marcha más de 15 proyectos culturales desde el inicio del Plan Pahis del Patrimonio Histórico de Castilla y León en el año 2004. Este tipo de proyectos, que acumulan unas inversiones de 27 millones de euros, se distinguen de las habituales actuaciones de conservación y restauración porque constituyen intervenciones de excelencia en bienes monumentales, tanto por realizarse en elementos señeros del patrimonio cultural de Castilla y León, con una especial significación artística e histórica, como por ser intervenciones con un planteamiento integral que aglutina arquitectura, bienes muebles y entornos.

Todos los proyectos culturales cuentan con un creativo plan de difusión para socializar la cultura acercándola a todos los ciudadanos, según el Gobierno regional. Para ello se sirve de fórmulas clásicas, como la edición de material divulgativo, junto con innovadoras iniciativas como visitas guiadas que transcurren por los propios andamios empleados por las personas que trabajan en la restauración.

Estas iniciativas permiten además la puesta en práctica de otra línea estratégica marcada por el Plan Pahis: la búsqueda de concertación y mecenazgo de instituciones privadas. Estas singulares intervenciones se pusieron por primera vez en práctica con el proyecto ejecutado en la Cartuja de Miraflores de Burgos entre 2004 y 2006. El segundo proyecto abierto, la restauración de la fachada de San Pablo de Valladolid, ha finalizado este año tras una inversión superior a los 6 millones de euros. Además, la iglesia de San Nicolás de Bari de Burgos, fue objetivo de otro proyecto entre 2006 y 2008, así como el Torreón de los Guzmanes en Careluenga, Burgos, que tuvo lugar en 2007 y 2008.