La juez argentina María Servini toma declaración a dos víctimas y destaca la colaboración de los juzgados sevillanos

La juez argentina María Servini de Cubría, encargada de la querella contra los crímenes del franquismo, ha tomado declaración este jueves a dos víctimas de la represión de Marchena y Carmona (Sevilla) y ha destacado la colaboración "plena" de los juzgados de estos dos municipios con su causa.
SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)



Así lo ha explicado a Europa Press Paqui Maqueda, miembro de la plataforma de apoyo a la querella argentina y coordinadora de la visita de la juez a Andalucía, que también ha detallado que la tercera de las tomas de declaración previstas ha sido pospuesta a este viernes y tendrá lugar mañana a partir de las 12,00 horas en el juzgado número 9 de Sevilla.

Cabe recordar que la magistrada investiga los crímenes cometidos por la dictadura franquista desde el 18 de julio de 1936 hasta el 17 de junio de 1977, tras la querella que se presentó en los tribunales de Buenos Aires.

Hoy la juez ha tomado declaración en la localidad de Marchena a Antonia Parra, de 78 años y nacida después de que su padre fuera asesinado en esa localidad, en cuya fosa común está, presuntamente, su cuerpo. Según ha explicado Maqueda, Parra es "donante de memoria y emblema de la lucha" para la recuperación de la memoria histórica.

Después, en los juzgados de Carmona, ha tomado declaración a Francisco Rodríguez, de 88 años, que perdió a tres miembros de su familia --dos tíos y un abuelo-- fusilados. La portavoz de la plataforma ha explicado que Rodríguez, que es cronista del pueblo y ha escrito dos libros sobre la represión franquista, tenía diez años cuando se produjo el asesinato y "se acuerda de todo".

La visita de la juez a Sevilla se completará mañana con la tercera toma de declaración --a Francisco Marín, de 94 años, que tenía 13 cuando fusilaron a su padre en el cementerio de Sevilla--. Además, Servini será recibida por el vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, el director general de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta, Luis Naranjo, y también por el presidente del Parlamento Andaluz, Manuel Gracia.